• Calu Rivero no es Muhammed Alí

    El 19 de Julio de 1996, en Atlanta, capital del estado norteamericano de Georgia, un tembloroso Muhammed Alí con evidentes rastros del devastador Parkinson encendió la antorcha olímpica. Los norteamericanos y el mundo quedaron maravillados con el sacrificio de ese hombre luchando contra su enfermedad en vivo y en directo. Además, Alí pertenecía a esa elite de deportistas ganadores de una medalla de oro. Había ocurrido en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960. El boxeador más grande y polémico de todos los tiempos no solo fue un ejemplo como deportista, sino que fuera del ring su compromiso con los derechos civiles y la paz fue enorme. El mundo quedó…