Tag Archives: Kirchner

YPF: KIRCHNER Y MENEM SIEMPRE EN LA MISMA VEREDA

cmSiempre se dice que al peronismo no se lo puede analizar con la lupa de una ideología, porque es pragmático y opera en base a conseguir el poder o a mantenerlo. Las privatizaciones pueden ser el mejor ejemplo para demostrar esta regla no escrito pero siempre respetada. Juan Domingo Perón estatizó, pero cuando los fondos escasearon empezó a abrirle el juego al capital privado con los contratos petroleros a la Standard Oil. Carlos Menem fue el rey de las privatizaciones y cuando comenzó el proceso muchos lo criticaron diciendo que iba en contra de los preceptos básicos del legado del General.

El matrimonio Kirchner no se apartó de la línea, en los noventas fueron grandes lobbystas en pos de la privatización de YPF como declaró Eduardo Menem en Contrapunto por FM Identidad 92.1. Sin ir más lejos en 1992 Oscar Parrilli, Secretario General de la Presidencia y diputado por aquellos días, fue el miembro informante en favor de la privatización. Ahora Cristina Fernández de Kirchner lanzó la expropiación del paquete accionario de YPF en manos de Repsol y Carlos Menem en el Senado ya avisó que va a votar a favor. “Voy a ir a votar al recinto y voy a apoyar la estatización de YPF”, anuncia el Senador Carlos Menem, sin importar las críticas porque dice que “cambió el escenario”.

Kirchner y Menem siempre estuvieron de la misma vereda. Es el famoso pragmatismo del peronismo que hace que la Argentina se haya convertido en un país zigzagueante, contradictorio e impredecible. Los privatistas de ayer son los estatistas de hoy y en el futuro podrán volver a mutar si las condiciones lo ameritan. Siempre existirán aquellos que explican lo inexplicable, que creen erróneamente que con este procedimiento pueden borrar los hechos; que siempre tienen el mal gusto de aparecer para poner de relieve sus contradicciones. Los que aplaudieron la privatización son los mismos que hoy aplauden la estatización como si fuera un acto de liberación del imperialismo español. En ambos casos, Menem y Kirchner lo disfrazaron de una decisión estratégica en favor de la soberanía y del federalismo; ahora la Presidenta hace algo parecido pero en sentido contrario.

AVANTI MOROCHA

avanti-morocha
phoca_thumb_l_cristina-28121102Hace una semana el país se paralizó cuando el vocero presidencial comunicó que Cristina Fernández de Kirchner padecía un cáncer de tiroides, debía ser operada y se tomaba licencia por veinte días dejando al vice presidente Amado Boudou a cargo del Poder Ejecutivo; tal como manda el artículo 88 de la Constitución Nacional.
La infinidad de los médicos entrevistados por los medios coincidieron en que las perspectivas son de las mejores y que el cuadro de la Presidenta no reviste preocupación. Así, despejada la cuestión desde el punto de vista médico, queda por analizar las consecuencias políticas de la enfermedad de CFK.
Cristina Fernández de Kirchner sufrió un profundo cambio de su imagen desde la muerte de Néstor Kirchner. El luto se convirtió en permanente, los quiebres en su voz al recordar a su marido y compañero de militancia en un clásico y mientras el aparato comunicacional y mediático del gobierno laboriosamente construía el mito Néstor Kirchner paralelamente se moldeaba a la Cristina abnegada, viuda, fuerte y sacrificada; que es capaz de pedir ayuda para gobernar porque sola no puede aunque las decisiones de su gestión se tomen con puño de hierro.
El efecto luto como se lo ha llamado permitió que la gestión de la Presidenta trepara de un módico 30 por ciento de imagen positiva hasta un inalcanzable 70 en pocos días. Es cierto que no fue el único factor que le permitió alzarse con la reelección con el 54 por ciento, pero no cabe duda que constituyó una sólida plataforma de lanzamiento de campaña.
Terminada la operación comienza la etapa de la recuperación y a los atributos que acuñaron a la mujer abnegada y sacrificada, se sumará el de la viuda que venció al cáncer; una enfermedad que sólo con mencionarla produce temor. Es probable que la primera consecuencia sea una retroalimentación de la luna de miel, una falta de cuestionamientos a las decisiones que tome una persona que se recupera de una feroz enfermedad. En este sentido, los conflictos, por ejemplo, con Hugo Moyano experimentarán una descompresión, especialmente del lado del líder cegetista, que se ha convertido en el adversario más fuerte del gobierno. Será una tregua que no estaba en los planes de nadie. Algo similar ocurrirá con las consecuencias de la quita de los subsidios e incluso con las tenues críticas de los líderes de la oposición. Al fin y al cabo no es de buen gusto criticar a una persona convaleciente. El aparato comunicacional del gobierno, oficial y para oficial, se encargará de fortalecer la construcción de la mujer sacrificada pero fuerte que ni siquiera los quebrantos de la salud la hacen retroceder. La madre que se entrega a sus hijos en cuerpo y alma, el pueblo argentino claro. En este sentido no sería raro que su índice de popularidad creciera, algo más que oportuno cuando la Argentina ha comenzado a transitar los primeros pasos de un ajuste que deja atrás la idea de un soft landing de la economía.
Los vestidos negros de la Presidenta a partir de ahora no sólo simbolizarán el luto permanente, una similitud con la Reina Victoria cuando falleció su marido el Príncipe Alberto. El negro será, además, el símbolo de la abnegación y de la fortaleza de la mujer que se quedó sola, que superó la pérdida de su compañero de militancia y que ahora venció a una de las terribles enfermedades. El negro brillará más que nunca y Cristina conseguirá lo que no pudo Evita.
Veinte días gobernará formalmente Amado Boudou, pero ya se sabe que no tomará decisiones de trascendencia. Será Cristina la que gobierne desde su cama y el vice, si en algún momento pensó que este interregno permitiría una suerte de relanzamiento político luego de la penitencia a la que fue condenado, se equivocó y ello ya se lo hicieron saber. Buscaré ganarse definitivamente la confianza de la Presidenta y de su círculo íntimo y pondrá todas sus energías en desterrar cualquier idea que pueda relacionarlo con Julio Cobos.
Cristina Fernández de Kirchner saldrá políticamente fortalecida de su operación, gozará de un nuevo periodo sin cuestionamientos que le permitirá tener una mayor margen de maniobra. Avanti Morocha volverá a sonar y la épica del mito se fortalecerá.

EL GRAN ELECTOR

mauricio-macri-_409x274Carlos Corach había imaginado que Carlos Menem , una vez que dejara la presidencia, se convirtiera en un “king maker”, como llaman los norteamericanos e ingleses a aquellos políticos que al borde de su retiro dejan un sucesor. No pudo ser. El mismo papel jugó Eduardo Duhalde en su forzada salida del poder aunque con mayor éxito, a pesar que hoy se arrepienta de ello. Luego de tratar de convencer sin éxito a Carlos Reutemann y concluir que José Manuel De la Sota no movía el amperímetro nacional, finalmente se decidió por Néstor Kirchner y el patagónico llegó a la Casa Rosada. A su vez, éste bendijo a su mujer para que lo sucediera.

El domingo a la noche Mauricio Macri no sólo derrotó de manera contundente a Daniel Filmus, también fue posicionado por los medios y  parte del arco opositor como el gran elector. Se convirtió en la novia que todos quieren cortejar. No es antojadizo afirmar que la pregunta que más debe escuchar el reelecto Jefe de Gobierno es a quién va a bendecir en octubre.

Eduardo Duhalde le ha lanzado decenas de guiños y Ricardo Alfonsín, para quien Macri era un límite, dejó de serlo hace tiempo. Mientras tanto, el líder del PRO mantiene la incógnita y sólo se ha preocupado en dejar claro que sigue en la vereda de en frente del gobierno; desarticulando una operación política que lo ponía cerca del kirchnerismo. Mauricio Macri ha dado muestras que no le disgusta el nuevo papel que empezó a jugar ni bien se conoció el resultado definitivo en la Ciudad de Buenos Aires. Claramente, le permite ocupar un rol destacado en una discusión de la que hubiera quedado apartado cuando decidió bajarse de la carrera presidencial.

La respuesta del Jefe de Gobierno cada vez que es consultado por el tema siempre es la misma, va a hablar con todos y se decidirá luego de las primarias abiertas del 14 de agosto. Sabe que mantener la expectativa eleva su cotización política, pero tendrá que hacer gala de sus habilidades de tiempista para que esa fortaleza no se diluya.

Las internas abiertas, que no serán internas, sincerarán la fortaleza del kirchnerismo y, supuestamente, de ellas emergerá el verdadero contendiente de Cristina Fernández de Kirchner. Y, la teoría indica que Macri jugaría a ganador dándole su apoyo al candidato opositor que quede mejor posicionado. Claro, pero esto es en teoría y es lo que deslizan varias fuentes del PRO. Sin embargo, la cuestión dista de ser sencilla y está sujeta a una gran gama de grises. Macri ha dicho que ha dejado en libertad de acción a sus dirigentes para trabar los acuerdos que crean convenientes. Así, Miguel Del Sel ya dijo que su votó será para Eduardo Duhalde y Jorge Macri, que disputará la intendencia de Vicente López, también se ha definido por el ex presidente al pedir a la justicia que lo autorice a a adherir su boleta a la del candidato presidencial. En otros distritos la preferencia ha sido similar, como por ejemplo en La Plata; salvo por la solitaria decisión de Gabriela Michetti de apoyar la candidatura de Oscar Aguad en Córdoba; allí el PRO apoya a José Manuel De la Sota. En Mendoza acordaron con Alberto Rodríguez Saá. Claramente, la mayoría de la dirigencia del PRO fue cerrando acuerdos con el peronismo disidente y, en este contexto, no parece vislumbrarse una negociación robusta con Ricardo Alfonsín aunque haya desandado el camino que llevó al candidato radical a ponerlo a Macri como un límite de su política de alianzas. Un importante error estratégico que no se explica luego de haber acordado con Francisco De Narváez. En este contexto, sería muy complicado para el jefe del PRO hacer otro acuerdo que no sea con Duhalde, cuando una porción muy importante de su espacio ya cerró con él.

La decisión de Jorge Macri de jugar con Duhalde es un dato políticode suma importancia en este tema. Además de ser un dirigente gravitante en las decisiones de su primo, fue el artífice de la alianza con Felipe Solá y Francisco de Narváez que en el 2009 derrotó a Néstor Kirchner. Conoce muy bien el Conurbano bonaerense, donde como de costumbre se librará la madre de todas las batallas. Jorge Macri es un gran tejedor de alianzas, gracias a lo cual pudo mantener acuerdos con los diputados que responden a De Narváez en la Cámara de Diputados de la Provincia a pesar de los encontronazos entre Mauricio Macri y el Colorado.

No se requiere ser avezado analista político para darse cuenta que Macri está más cerca de Duhalde que del radicalismo, como gran parte del PRO ya lo está demostrando. Por eso, es probable que la definición que hoy todo el mundo espera, de quien al parecer se ha convertido en el gran elector de la oposición, no sea tajante sino más bien que se vaya haciendo paulatinamente y un buen día Mauricio Macri y Eduardo Duhalde posen para la foto.

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A DE VIDO

Julio-De-VidoEl diputado Juan Carlos Morán se destacó por sus investigaciones en los resonantes escándalos de la embajada paralela de Venezuela, donde se investiga maniobras realizadas con ciertas exportaciones a ese país; y con el caso de los subsidios a los feed lots que distribuía la extinta ONCAA, donde aparecieron sociedades fundadas por presta nombres. En este sentido se recordará el caso del changarín marplatense de apellido Tapia, que presidía una empresa que llegó a recibir más de un millón de pesos en subsidios.

Morán explica que el kirchnerismo sigue una matriz de corrupción, como si se ajustara a una partitura que siempre toca la misma melodía y cuyos principales ejecutantes parecen estar siempre bajo el ala del Ministro de Planificación Federal Julio De Vido. El escándalo que tiene a Sergio Shoklender y a la Fundación Madres de Plaza de Mayo no es una excepción. Los fondos para la construcción de las viviendas salieron de la caja que maneja el ministro y Marta Cascalles, esposa de Guillermo Moreno y socia en un emprendimiento de la mujer de De Vido, fue quien como escribana participó en la constitución de Meldorek, la sociedad a través de la cual el mayor de los Shoklender al parecer canalizaba la mayoría de sus negocios. Cascalles y la mujer de De Vido asesoraron en la creación del fideicomiso con Venezuela en el caso de la maquinaria agrícola que pagaban un 30 por ciento de coima a Palmat y traía Claudio Uberti con las valijas de Antonini Wilson”.

“De Vido salió desde Italia denunciando que se quería politizar el tema, pero acá nadie puede hacerse el tonto”, explica el diputado Juan Carlos Morán en Contrapunto usan a la gente muy carenciada para formar la empresa y después estamos detrás de una de ellas que recibió subsidios de la ONCAA que tendría domicilio fiscal en el domicilio de un dirigente justicialista de la provincia de buenos aires y que estar vinculada con Shoklender.

Hasta el momento, según el diputado de la Coalición Cívica, habría cinco empresas de las más de cuarenta empresas vinculadas con Sergio Shoklender, que fueron creadas por la esposa de Moreno constituidas por las mismas presta nombres. “Estamos detrás de una de ellas que en principio aparece con el domicilio fiscal que podría ser la casa de un dirigente peronista de la Provincia de Buenos Aires”, declara Morán quien se excusa de brindar más detalles pero que trabaja en una hipótesis en base a la cual el escándalo de la ONCAA que en su momento investigó, podría estar relacionado con el que ahora involucra a los hermanos Shoklender. Esta sociedad que habría recibido subsidios de la ONCAA y que también habría tenido participación Cascalles en su creación, al momento de su constitución habría estado presidida por las dos mismas jubiladas presta nombres que aparecen en el acta de constitución de Meldorek.

El diputado Morán apunta contra José López, Secretario de Obras Públicas y segundo de Julio De Vido en el Ministerio, que es de donde se transfería los fondos a las Madres de Plaza de Mayo para financiar su plan de obras. Además, agrega los nombres de Abel Fatala, subsecretario de Obras Públicas de la Nación y de Luis Bontempo a cargo de la Subsecretaría de la Vivienda a quienes sindica como “operadores” de José López. El diputado revela cifras que dejan a la cartera que conduce De Vido mal parada. Explica que a través del programa Techo Dignos donde está incluido el Plan Federal I y II planeó la construcción de 420.000 entre el año 2004 al 2010. Del ambicioso plan sólo se construyeron 117.000 a pesar de que la totalidad de los fondos destinados a las obras fueron ejecutados. Si bien habría que descontar la irrupción de la inflación a partir del 2007, Morán sostiene que se terminaron escurriendo por la corrupción más de 200.000 casas que nunca fueron realizadas.

Morán está convencido que el gobierno estaba al tanto de las maniobras de Sergio Shoklender desde hacía mucho y por eso mandó a Felisa Micelli a Madres de Plaza de Mayo para emprolijar las cuentas. “Néstor Kirchner le pagaba el sueldo con la dieta que donaba a las Madres, que era exáctamente la misma cifra que cobraba Miceli allí”, sostiene Morán.

El diputado Juan Carlos Morán en Contrapunto

PLAINI: “NO CAMBIO NADA EN LA RELACION ENTRE MOYANO Y LA PRESIDENTA”

omar_plainiLa CGT ensaya una lógica que se basa en el argumento que atacar a Hugo Moyano es atacar a los trabajadores argentinos y que el exhorto llegado desde Suiza, a través del cual se piden las actuaciones que involucren al líder de la central obrera y de su hijo Pablo, es un parte de una conspiración urdida por actores internos y externos contrarios al modelo que lleva adelante Cristina Fernández de Kirchner. El razonamiento lo hace Omar Plaini, secretario general del gremio de los canillitas y diputado del Frente para la Victoria. “Estamos cansados de la calumnia y las injurias de los conspiradores de adentro y de afuera”, afirma en declaraciones a Contrapunto (FM Identidad 92.1) y al igual que su jefe incluye a Graciela Ocaña, al Grupo Clarín, a empresarios y a la Procuración Helvética de ser parte de esa conspiración para esmerilar el poder del sindicalista más fuerte de la Argentina.

El exhorto suizo alude a “artículos de prensa la atribución de contratos públicos de la sociedad Covelia SA sería el resultado de ofertas falseadas y de corrupción. Conviene precisar que Pablo Moyano, hijo de Hugo Moyano, estaría siendo investigado por un juez federal argentino por el cargo de blanqueo de dinero”.  Plaini argumenta no es serio el requerimiento suizo por basarse en recortes de prensa que ni siquiera precisa de qué medios se trata.

Los suizos también sostiene que “el entorno familiar próximo de Hugo Moyano y de Pablo Moyano así como de Ricardo Rubén Depresbiteris sería también desfavorablemente conocido debido a actos violentos, tales como robo con uso de armas y tiroteo”. Los párrafos que aquí se reproducen no señalan que se ha iniciado una investigación sobre Hugo Moyano y su hijo Pablo, como también lo ha admitido el embajador suizo en Buenos Aires; pero da la impresión que la procuración suiza estaría colectando información como para decidir investigarlo o no. Plaini no duda en vincular a la Procuración Suiza en la conspiración que habría sido urdida en la Argentina pero que, de acuerdo a sus declaraciones, parecería tener ramificaciones internacionales.

En su conferencia de prensa del viernes pasado, Moyano dejó en claro que hay una lucha por el poder que se cristaliza en el intento por parte del movimiento obrero de alzarse con más cargos; no ya el 30 por ciento histórico en las listas de candidatos en tiempos de perón sino de ir más allá. En este sentido marcha la postulación del diputado Héctor Recalde como compañero de fórmula de la Presidenta y, según se rumoreó durante el fin de semana, la del mismo Omar Plaini como vice de Daniel Scioli. “Nunca hicimos un planteo de cargos ni para mí ni para Recalde”, niega con contundencia. Sin embargo, el propio en declaraciones al diario El Tribuno de Salta afirmó: “No tengo dudas que voy a ser el candidato a vice de Cristina Kirchner”. No parecen ser las declaraciones de alguien que no haya estado hablando de cargos o, que al menos, no tenga un fuerte respaldo político de su jefe, Hugo Moyano.

Las declaraciones de Recalde se parecen más a una demostración de fortaleza más que a una expresión, especialmente cuando las hizo a sólo cuarenta y ocho horas del día de furia de Moyano que lo llevó a convocar un paro que no fue.

Plaini dice que la relación entre el kircherismo y la CGT se mantiene igual que desde que asumió Néstor Kirchner en el 2003, es decir que la alianza con el movimiento obrero que conduce El Negro Moyano goza de buena salud. Es más, incluso, afirma que con La Cámpora no hay ningún problema como se ha señalado en alguno medios. Sin embargo, no es tan contundente cuando se le pregunta por las razones que lo llevaron a Moyano a ordenar a tres funcionarios que le responden a que presentaran sus renuncias a los cargos que ocupan en el APE, el estratégico organismo del Ministerio de Salud que distribuye los subsidios de las obras sociales y se encuentra en el centro de la investigación de la causa por los remedios falsificados que investiga el juez Norberto Oyarbide.

Entrevista a Omar Plaini, secretario general del gremio de los canillitas, en Contrapunto (FM Identidad 92.1)

EL DIA QUE MOYANO SE ENFURECIO Y EL GOBIERNO TEMBLO

moyanoHugo Moyano entró al salón de la sede del Sindicato de Camioneros, donde lo aguardaban más de trescientos seguidores que entonaban cánticos amenazantes. Empezaba a escribirse el último capítulo de lo que había sido un largo día de furia, que había estallado cuando a través del sitio Centro de Información judicial, se conoció la existencia de un exhorto llegado desde Suiza donde se pedía la justicia argentina información sobre las causas judiciales que se le siguen a Moyano y a su hijo Pablo. La investigación había comenzado a raíz del descubrimiento de una cuenta en ese país por cerca de dos millones de dólares a nombre de Ricardo Depresbiteris, el dueño de la empresa Covelia que se la vincula a Moyano y a su familia.

“No tengo un carajo que ver con Covelia”, disparó contundente Moyano con el tono de como quien quiere terminar un tema que lo saca de las casillas. Era cierto, el camionero estaba furioso desde que se había conocido la intención de los suizos. Desde el primer momento creyó ver la mano del gobierno detrás de los acontecimientos y obedeció lo que su instinto le ordenaba; lanzar un paro del transporte con movilización y convocar al Concejo de la CGT para discutir si la medida de fuerza se transformaba en una huelga general. Omar Viviani una de sus más fieles lugartenientes estaba convencido que los popes de la central sindical respaldarían la medida de fuerza, “un trámite” se escuchó decir cerca del líder de los peones de taxi. Pero no fue así. Después de tres horas de deliberar, la CGT decidió apoyar a su jefe pero dejando en claro que no iba a cortar, por ahora, las relaciones con el gobierno que es lo que ocurriría si se llegaba a un paro general. Al final, no habrá paro general, movilización ni tampoco paro de transporte. El gobierno respiró tranquilo y el triunfo se lo anotó Julio De Vido, que fue el encargado de convencer a Moyano del inconveniente de tomar medidas extremas. No es un paz definitiva, sólo se trata de una tregua que únicamente el paso del tiempo y la evolución de las causas judiciales, que atormentan a Moyano y a su familia, determinará que tan sólida es.

Un análisis superficial concluiría que Moyano quedó en un posición de debilidad, pero ello no sería cierto. El camionero hizo una demostración de fuerza, que aunque no fue tan potente como se esperaba, ello no es suficiente como para sostener que Moyano está debilitado. Un detalle no menor es que la medida de fuerza sólo se suspendió, es decir que está latente y puede renacer de acuerdo con los próximos acontecimientos.

Las últimas cuarenta y ocho estuvieron plagadas de señales desde el moyanismo al gobierno, en el convencimiento que tiene su jefe que hay sectores del gobierno que, de mínima, le quieren recortar el poder que acumuló con Néstor Kirchner. La Presidenta nunca se llevó con Moyano y su predilección por La Cámpora en desmedro del peronismo tradicional profundizaron la brecha entre ambos. Inclusive, un encuestador con buena llegada a De Vido sostuvo en estricto “off the record” que el gobierno ya tiene al reemplazante del camionero al frente de la CGT. Se trataría de Gerardo Martínez, el líder de la UOCRA; cuyo sindicato hace menos de una semana obtuvo una señal en el sistema de televisión digital. Moyano sabe que desde que Kirchner falleció es mirado con recelo en la Casa Rosada, pero está dispuesto a presentar batalla. “Queremos llegar al poder, ese es el objetivo”, tronó el líder sindical entre los gritos de sus seguidores. El mensaje es claro y todo sucede en la misma semana que desde la CGT se había lanzado el nombre de Héctor Recalde como compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner, justo en el momento en que los grupo de influencia más cercanos a la Presidenta ensayan una desperonización del gobierno, que genera no pocas inquietudes y deliberaciones.

No es un dato que la suspendida movilización en apoyo a Hugo Moyano convergería en la Plaza de Mayo, a las puertas de la Casa de Gobierno. No se pensó marchar al Palacio de Tribunales o hacer un escrache en la Embajada de Suiza. Nada de eso, la idea fue la de mandar un mensaje inequívoco al gobierno que no será tan sencillo prescindir de los popes sindicales.

Es claro que la demostración de fuerza que hicieron Moyano y los suyos encendieron todo tipo de alertas en el gobierno. Por ahora, ni los unos ni los otros pueden enfrentarse en una batalla abierta porque saben que por ahora ambos bandos tienen mucho más que perder que ganar. Pero en esa demostración de fuerza que ayer ensayó el camionero también hay vestigios de cierto grado de debilidad. No puede dejarse de lado el detalle que originalmente, la conferencia de prensa que se hizo en la sede de camioneros estaba programada que se llevara a cabo en la CGT. No parece ser un dato menor, unido a la cuestión que las deliberaciones en la central obrera se demoraron tres horas y no los breves treinta minutos que había proyectado Viviani horas antes del encuentro. Es claro que si Moyano hubiera recibido un cerrado apoyo de la CGT hubiera habido paro general o, al menos, una potente movilización a Plaza de Mayo. Eso no ocurrió y probablemente no ocurra en los próximos días, pero el gobierno sabe que Moyano, a pesar de estas cuestiones, no es un dirigente que esté totalmente debilitado y no represente riesgos en el corto plazo. Ambos bandos saben que a partir de ahora sus resquemores quedaron al descubierto y tendrán que demostrar sus dotes de tiempistas sino quieren perder más de lo que puedan ganar.

En su discurso Moyano se encargó de atacar a cada uno de sus enemigos: Graciela Ocaña, el empresario Daniel Hadad, Francisco de Narvaéz, Eduardo Duahlde, Ernestina Herrera de Noble y hasta Carlos Menem. Con ellos tiene y tuvo múltiples batallas, en la que sobresale Graciela Ocaña que tal vez se haya convertido en su principal enemiga desde que ocupaba el Ministerio de Salud. Ocaña es amiga personal de la ex embajadora suiza en la Argentina Carla del Ponte y podría haberle entregado en forma privada información que vincula a Moyano con Covelia. La ex ministra y ex diputada declaró en Contrapunto que oficialmente no le entregó ninguna información mientras su amiga desempeñaba funciones diplomáticas en la Argentina. De ser así, ¿podría pensarse que la causa del exhorto suizo haya sido información que salió desde la Argentina? Es más que probable y no hay que olvidarse que en política no hay casualidades.

Al igual que el gobierno, Moyano ve a la prensa como uno de sus principales enemigos. No debe olvidarse que en el por ahora suspendido plan de lucha, se esbozó bloquear una vez más la salida de los diarios. “Para la prensa, los que conducimos una obra social somos asesinos seriales o envenenamos a la gente. También fui el ideólogo y ejecutor del crimen de Beroiz. A mi hijo Gerónimo, de 11 años, le tuve que explicar que era un invento. Me hicieron una canallada: Menem y Duhalde me metieron droga en 1989. Jamás nos opusimos a la Justicia ni impedimos que nos allanen los gremios. Tenemos bronca con la prensa, no con la Justicia”, disparó. Moyano pretende que los medios no se ocupen de él, algo que es imposible siendo, como es, uno de los hombres más poderosos del país. En este sentido, está dispuesto a hacer demostraciones de fuerza como ya lo hizo. Es probable que el gobierno, como ya lo hizo, mire para otro lado. Al fin y al cabo, ambos consideran a los medios el enemigo común que impide, aunque sea un poco, frenar la acumulación de poder.

El kirchnerismo genera su propia oposición porque es claro que no la encuentra fuera de sus propios límites. Esto marca una señal más de la debilidad de las distintas expresiones del arco opositor, que hasta ahora ninguno de ello aparece como una alternativa clara de poder de cara a las elecciones de Octubre. Por eso Eduardo Duhalde admite que hasta ahora la Presidenta corre sola hacia la reelección. Aun la oposición no ha parido un rival lo suficientemente robusto que genere preocupación en el gobierno. Hoy las preocupaciones del Cristinismo están más relacionadas con la propia tropa que con los adversarios de afuera que todavía no alcanzaron la categoría de amenaza.