Tag Archives: Francisco De Narvaez

Contrapunto: Programa del 13/Jul/2012

Francisco De Narvaez

9.41 hs. FRANCISCO DE NARVÁEZ – Diputado nacional por la Pcia de Bs. As. (Frente Peronista). Disputa política entre Scioli y el Gobierno nacional.

“El objetivo es sacar a todo contendiente de la Presidenta en su posible re-reelección en 2015”
“Hay una enorme irresponsabilidad de la Presidenta. Está jugando con fuego y con la condición de previsibilidad que queremos en Argentina. Todo esto surge de la mezquindad política, porque la Presidenta ya no tiene posibilidad de ser reelecta por la Constitución que tenemos y por la que voy a trabajar para que la mantengamos así (…) El objetivo es sacar a todo posible contendiente de su posible re-reelección en 2015. Por eso comenzó este ataque frontal del gobierno nacional. La Nación nos ha dejado de enviar la cantidad de dinero que se manda a la provincia desde hace 25 años (…) Por cada peso que el Gobierno nacional manda a la provincia, le enviamos $2.36 (…) Si nos dieron 400 mil millones de pesos es porque nosotros les dimos 964 mil millones (…) En la provincia se ven plantas de reciclado, de potabilización. El problema es que los problemas van mucho más rápido que las inversiones. En la provincia hay que hacer un shock de inversiones. Hace falta inversión social en agua, cloacas, veredas, iluminación. Lo que se necesita es un programa de inversión pública, que está virtualmente parada (…) Todos los días el Gobierno nacional se levanta a buscar a ver con quién se enfrentan (…) Creo que a Scioli lo quieren sacar. Aprietan a su gobierno y le dicen en la cara que es un mal gestor (…) Scioli está tomando una posición prudente.”

 

9:18 hs. IVAN BUDASSI – Diputado de la provincia de Bs. As. (PJ-FPV). Disputa política entre Scioli y el Gobierno nacional.

“Mariotto no ayuda y no cumple su rol de ser el segundo del gobernador”

“Hay una puerta que no se ha abierto todo lo que nosotros esperábamos. Hace 10 años que la Nación ayuda a la provincia por fuera de la coparticipación (…) El año pasado la provincia había recibido 6 mil millones de pesos y este año solamente mil trescientos millones (…) Buenos Aires pone un 40% al pozo nacional y recibe el 19% (…) El vicegobernador [Gabriel Mariotto] está con una oposición a la propuesta del gobernador para avenirnos a la ley de emergencia económica nacional. Se nos esta haciendo difícil (…) La provincia se adhirió en 2002 y hasta 2004 (…) Hubo 13 provincias que a lo largo de estos años fueron dictando leyes para sumarse a la prórroga de esta ley que dictó la Nación. Esto fue lo que le dijimos al vicegobernador. Nos hace ruido que el vicegobernador se oponga al gobernador, que es su superior jerárquico, cuando éste quiere tener un instrumento para resolver el problema (…) Mariotto no lo quiere reemplazar [a Scioli] pero no ayuda (…) No cumple su rol que es ser el segundo del gobernador, quien tiene que ayudarlo (…) Las licencias de juego se vencen y hay que renovarlas este año. Es de las pocas alternativas de recaudación que quedan para este año (…) Algunos le achacan a Scioli ese acto de necesidad y obviedad, de haber dicho que pensaba postularse si la actual mandataria no quiere continuar, pero yo no lo puedo atribuir a eso porque esto era un secreto a voces (…) Hay muchos que no lo ven como candidato y están buscando cualquier excusa para atacarlo (…) El gobernador nos pide priorizar estos temas y no perder tiempo con las discusiones. Sabe que discutir no suma y no va a ayudar (…) La solución no pasa por una mejor administración (…) La ayuda de Nación es un vaso de agua en una pileta muy grande. Para darse una idea este año, solamente el aumento salarial de los docentes, demanda 5600 millones de pesos más.”

 

10.18 hs. SERGIO PALAZZO – Secretario Gral. Del Sindicato de Bancarios. Hugo Moyano anunció que la CGT repensará el voto al kirchnerismo en 2013.

“En algunas prácticas políticas el Gobierno tiene vicios similares a Menem”
“La conducción que encabeza Moyano ha demostrado estar al frente de los reclamos de los trabajadores. El Congreso fue legal. Fue objetado por el Ministerio de Trabajo no desde un punto de vista legal sino desde un punto de vista administrativo con argumentos escasos (…) Puede ser apelado y nos vamos a presentar en la Justicia (…) No hay inconvenientes para que este consejo sea aceptado desde el punto de vista legal (…) Hace 3 años que Lescano no va a la CGT. Lo primero que hay que es darle un plano para que sepa cómo llegar” Posible candidatura presidencial de Hugo Moyano: “Es una decisión personal de él, como la de cualquier otro dirigente de cualquier partido político. Seguimos esperando respuesta a la problemática de las asignaciones familiares y el impuesto a las ganancias. Si no hay respuesta habrá que cambiar de estrategia y buscar algún método de lucha (…) El Gobierno de Nestor y Cristina Kirchner, en materia de política económica, no tiene nada que ver con el de Menem (…) Puede que en algunas prácticas políticas tengan vicios similares al gobierno de Menem y eso obliga a que Moyano tenga una posición dura para poder llevar adelante los reclamos de los trabajadores.”

Escuchá el programa completo acá 

“NO SOY UN PUSILANIME”

Ricardo-Alfonsin-18-04Ricardo Alfonsín quedó segundo en las elecciones y por supuesto el resultado no lo dejó para nada conforme ni a él, ni a la Unión Cívica Radical pero como sus oponentes dice que va a dar pelea. Insiste en que la crisis del 2001 está muy presente y en una sensación de mejoría económica que percibe la gente; para explicar el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner.

La Unión Cívica Radical ha decidido poner más énfasis en el segmento legislativo de la elección, porque es muy difícil descontar el margen de la Presidenta y van a tratar de equilibrar la cancha en la Cámara de Diputados. En este sentido hay una sensación que la candidatura de Alfonsín quedará un poco en soledad. Sin embargo, el mismo candidato considera que, después de la pelea presidencial, afirma que el segundo objetivo en importancia es tratar de incorporar la mayor cantidad de diputados posibles. 

Alfonsín defiende su alianza con Francisco De Narváez y sostiene que “no es un pusilánime” para tomar decisiones por temor a los oportunistas, en alusión que aquellos que lo criticaron luego del resultado del 14 como Federico Storani.  “Yo tomo las decisiones que creo que son las correctas”, explica el candidato dejando en claro que él lleva el timón de la candidatura.

Escuchá la entrevista completa a Ricardo Alfonsín en Contrapunto (FM Identidad 92.1)

LA MADRE DE LA VICTORIA

cfkLa victoria de Cristina Fernández de Kirchner por el 50 por ciento de los votos es inapelable. Si el estreno de las primarias abiertas iba a determinar dónde estaba parado el oficialismo, queda claro que el resultado pone a la Presidenta a las puertas de la reelección y sumió a la oposición en un desconcierto de una magnitud que no estaba en sus cálculos. También se había vaticinado que la elección ayudaría a recortar acabadamente a un candidato de la oposición detrás del que presuntamente se encolumnaría el voto opositor. Sin embargo, esto no fue así porque no hay un claro segundo, sino que la contienda terminó en un empate técnico entre Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde y hasta Hermes Binner, que con apenas el 10 por ciento y cuarenta días de campaña se convirtió en la sorpresa. Es difícil que alguno de los tres pueda generar alguna sorpresa de cara al 23 de octubre, ya mostraron todo lo que tenían para ofrecer. Ricardo Alfonsín puso el apellido, el peso de un partido que, aunque más débil que en otras épocas, sigue en pie y una tenacidad envidiable. Por su parte, Eduardo Duhalde intentó mostrarse como un estadista alumbrado bajo el ala intelectual de Lula y con pergaminos de piloto de tormentas, pero que fue impotente para mantener cohesionado a ese colectivo bautizado como Peronismo Federal del que ya queda apenas un recuerdo.

Es evidente, a la vista de los resultados obtenidos por el oficialismo, que los guarismos obtenidos en la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba no fueron más que una primavera pasajera que a la postre la oposición no supo o no pudo capitalizar. Es claro que parte de los votantes de Mauricio Macri, Miguel Del Sel y José Manuel de la Sota se inclinaron por CFK; eso es claramente lo que explican los números.

Es probable que la raíz de los errores de la oposición se encuentre en la implosión de los dos polos que a principios de este año se calculaba que disputarían el poder: El Acuerdo Cívico y Social y el Peronismo Federal. Ambos grupos implosionaron y no cabe duda alguna que esta circunstancia favoreció al kirchnerismo.Atomizaron al electorado y los beneficios se los llevó el kirchnerismo. Claramente, ninguna expresión de la oposición es alternativa de poder en la actualidad.

Francisco De Narváez fue aplastado por Daniel Scioli, en parte por la fractura de la tríada que en el 2009 integró con Felipe Solá y Mauricio Macri; pero también porque su alianza con Ricardo Alfonsín fue percibida por el electorado bonaerense como un matrimonio contra natura y por eso se registraron en varias mesas votos a Duhalde y a él.

La elección volvió a marcar una tendencia que ya está consolidada y es el voto en favor de la continuidad de los oficialismos, fenómeno que hasta ahora sólo dejó de verificarse en Catamarca y en el partido de Vicente López donde sorpresivamente se impuso Jorge Macri por seis puntos al Japonés García, que ocupa la intendencia desde hace 24 años.

Pero sin lugar a dudas sería injusto explicar la victoria de Cristina Fernández de Kirchner a causa de la torpeza de la oposición de vertebrar una propuesta tentadora hacia los votantes. Al igual que parte del triunfo de Mauricio Macri se explica a través de la aprobación de su gestión al frente de la Ciudad de Buenos Aires, también es razonable inferir que ésta ha sido una razón de peso en los más de diez millones de votos cosechados por el kirchnerismo.

Sí, una vez más fue la economía estúpido. El consumo que disimula en parte los efectos de la inflación, pero también los acuerdos paritarios que les permite a los empleados en blanco tener un salario que por el momento mantiene su poder adquisitivo. La asignación universal por hijo, que a pesar de no ser universal y de haber salido por decreto, no puede negarse que redundó en una importante mejora en la calidad de vida de muchos argentinos de los niveles socioeconómicos más bajos. El campo que, a pesar de sus críticas cada vez de menor intensidad, tiene una rentabilidad más importante que en el 2009; lo que se verifica con los resultados en ciudades como Pergamino, Rauch, Tres Arroyos, San Pedro, Gualeguaychú y el interior de la Provincia de Santa Fe, Córdoba  y Buenos Aires. En todos se impuso el oficialismo cumpliéndose el vaticinio de un encuestador que meses atrás pronosticó que el voto del campo se inclinaría por el oficialismo porque “la plata la pesan”. La oposición contaba con esas voluntades, pero ese fue el escenario del 2009 y dos años después todo había cambiado. Los autos y los plasmas también ayudaron a parte de la clase media a apoyar la continuidad, apuntalada por la falta de una propuesta superadora alumbrada por la oposición; tal vez ésta sea la explicación de por qué en trece de las quince comunes de la Ciudad de Buenos Aires, donde semanas atrás arrasó Macri ahora se impuso Cristina Fernández.

No quedan dudas que la victoria pertenece a la Presidenta, ella es la responsable de un triunfo sin atenuantes. Se animó a desperonizar en parte al peronismo con La Cámpora, a ignorar a la CGT y su mandamás Hugo Moyano y a imponerle las listas a los barones del Conurbano que protestaron pero a pesar de los vaticinios ninguno sacó los pies del plato; salvo por el intendente de Malvinas Argentinas que explícitamente se pasó a las filas del duhaldismo.

El resultado electoral también dejó otra conclusión, a la sociedad argentina no le interesan la corrupción. Ninguno de los escándalos más resonantes, como puede ser el caso que tiene como protagonista a Hebe de Bonafini y a Sergio Schoklender, le ha quitado un voto al oficialismo. En este sentido el kirchnerismo se muestra blindado y el escándalo sólo anida en pequeños sectores de la sociedad. Es una mala señal que emite la sociedad argentina, que en un punto parece cambiar dignidad por algo de confort. En este sentido, una vez más como en tantas otras ocasiones, parece imponerse el roban pero hacen.

La oposición, frente al categórico resultado de la elección, quedó shokeada y realinea su estrategia en estos setenta días en reforzar el segmento legislativo de la elección. El diputado radical Ricardo Gil Lavedra declaró en Contrapunto que si la tendencia se mantiene, el oficialismo está a las puertas de conformar un poder hegemónico y por eso el partido hará campaña para no perder espacios en el Congreso. En las filas del duhaldismo también se preparan cambios, aunque todavía se mantienen bastante reservados.

Cristina Fernández triunfó con su propia receta, la victoria le pertenece a ella sola. Ahora, sólo necesita flotar hasta el 23 de octubre, su campaña tiene que ser la no campaña y la primera vuelta de la elección presidencial no le deparará demasiadas sorpresas. Su negocio ahora es el status quo.

EL GRAN ELECTOR

mauricio-macri-_409x274Carlos Corach había imaginado que Carlos Menem , una vez que dejara la presidencia, se convirtiera en un “king maker”, como llaman los norteamericanos e ingleses a aquellos políticos que al borde de su retiro dejan un sucesor. No pudo ser. El mismo papel jugó Eduardo Duhalde en su forzada salida del poder aunque con mayor éxito, a pesar que hoy se arrepienta de ello. Luego de tratar de convencer sin éxito a Carlos Reutemann y concluir que José Manuel De la Sota no movía el amperímetro nacional, finalmente se decidió por Néstor Kirchner y el patagónico llegó a la Casa Rosada. A su vez, éste bendijo a su mujer para que lo sucediera.

El domingo a la noche Mauricio Macri no sólo derrotó de manera contundente a Daniel Filmus, también fue posicionado por los medios y  parte del arco opositor como el gran elector. Se convirtió en la novia que todos quieren cortejar. No es antojadizo afirmar que la pregunta que más debe escuchar el reelecto Jefe de Gobierno es a quién va a bendecir en octubre.

Eduardo Duhalde le ha lanzado decenas de guiños y Ricardo Alfonsín, para quien Macri era un límite, dejó de serlo hace tiempo. Mientras tanto, el líder del PRO mantiene la incógnita y sólo se ha preocupado en dejar claro que sigue en la vereda de en frente del gobierno; desarticulando una operación política que lo ponía cerca del kirchnerismo. Mauricio Macri ha dado muestras que no le disgusta el nuevo papel que empezó a jugar ni bien se conoció el resultado definitivo en la Ciudad de Buenos Aires. Claramente, le permite ocupar un rol destacado en una discusión de la que hubiera quedado apartado cuando decidió bajarse de la carrera presidencial.

La respuesta del Jefe de Gobierno cada vez que es consultado por el tema siempre es la misma, va a hablar con todos y se decidirá luego de las primarias abiertas del 14 de agosto. Sabe que mantener la expectativa eleva su cotización política, pero tendrá que hacer gala de sus habilidades de tiempista para que esa fortaleza no se diluya.

Las internas abiertas, que no serán internas, sincerarán la fortaleza del kirchnerismo y, supuestamente, de ellas emergerá el verdadero contendiente de Cristina Fernández de Kirchner. Y, la teoría indica que Macri jugaría a ganador dándole su apoyo al candidato opositor que quede mejor posicionado. Claro, pero esto es en teoría y es lo que deslizan varias fuentes del PRO. Sin embargo, la cuestión dista de ser sencilla y está sujeta a una gran gama de grises. Macri ha dicho que ha dejado en libertad de acción a sus dirigentes para trabar los acuerdos que crean convenientes. Así, Miguel Del Sel ya dijo que su votó será para Eduardo Duhalde y Jorge Macri, que disputará la intendencia de Vicente López, también se ha definido por el ex presidente al pedir a la justicia que lo autorice a a adherir su boleta a la del candidato presidencial. En otros distritos la preferencia ha sido similar, como por ejemplo en La Plata; salvo por la solitaria decisión de Gabriela Michetti de apoyar la candidatura de Oscar Aguad en Córdoba; allí el PRO apoya a José Manuel De la Sota. En Mendoza acordaron con Alberto Rodríguez Saá. Claramente, la mayoría de la dirigencia del PRO fue cerrando acuerdos con el peronismo disidente y, en este contexto, no parece vislumbrarse una negociación robusta con Ricardo Alfonsín aunque haya desandado el camino que llevó al candidato radical a ponerlo a Macri como un límite de su política de alianzas. Un importante error estratégico que no se explica luego de haber acordado con Francisco De Narváez. En este contexto, sería muy complicado para el jefe del PRO hacer otro acuerdo que no sea con Duhalde, cuando una porción muy importante de su espacio ya cerró con él.

La decisión de Jorge Macri de jugar con Duhalde es un dato políticode suma importancia en este tema. Además de ser un dirigente gravitante en las decisiones de su primo, fue el artífice de la alianza con Felipe Solá y Francisco de Narváez que en el 2009 derrotó a Néstor Kirchner. Conoce muy bien el Conurbano bonaerense, donde como de costumbre se librará la madre de todas las batallas. Jorge Macri es un gran tejedor de alianzas, gracias a lo cual pudo mantener acuerdos con los diputados que responden a De Narváez en la Cámara de Diputados de la Provincia a pesar de los encontronazos entre Mauricio Macri y el Colorado.

No se requiere ser avezado analista político para darse cuenta que Macri está más cerca de Duhalde que del radicalismo, como gran parte del PRO ya lo está demostrando. Por eso, es probable que la definición que hoy todo el mundo espera, de quien al parecer se ha convertido en el gran elector de la oposición, no sea tajante sino más bien que se vaya haciendo paulatinamente y un buen día Mauricio Macri y Eduardo Duhalde posen para la foto.

LA OPOSICION ENCERRADA EN SU PROPIO LABERINTO

MM1Mauricio Macri anunciaría de forma oficial en las próximas horas que viene su decisión de buscar la reelección en la Ciudad de Buenos Aires. El Jefe de Gobierno ya se decidió porque con la implosión del Peronismo Federal sus posibilidades de armar una alianza quedaron prácticamente reducidas a cero, no hay que olvidarse que Macri esperaba el resultado de esas mini internas para cerrar con el ganador. Además, Ricardo Alfonsín se metió en su relación con Francisco De Narvaéz, que si terminando acordando con el radical se habrá recibido de peronista hecho y derecho en eso del pragmatismo por el poder.La tercera cuestión que habría terminado por hacer decidir a Macri de abandonar la carrera presidencial, es que ni Gabriela Michetti ni Horacio Rodríguez Larreta le aseguran un triunfo en su territorio y, un resultado adverso, por supuesto aniquilaría sus aspiraciones a la presidencia.

El consultor Carlos Fara en diálogo con Contrapunto (FM Identidad 92.1) sostiene que “Macri es el mejor candidato que puede ofrecer el PRO”. No hay dudas que el escenario en la Ciudad de Buenos Aires no es sencillo y es un distrito que estará muy disputado con un Daniel Filmus en ascenso, que podría finalmente ser ungido por Cristina Fernández de Kirchner y la decisión de Pino Solanas de meterse en la pelea. Si bien Fara sostiene que la de Macri es la candidatura más fuerte que puede ofrecer el PRO, también admite que “en la primera vuelta sacará unos diez puntos menos que la elección que lo llevó a la jefatura de gobierno”.

Dejando de lado la coyuntura porteña, Carlos Fara afirma “que hoy la Presidenta tiene una intención de voto de 45 por ciento”, lo que la llevaría a ganar en la primera vuelta. “La mejor noticia para Cristina Kirchner fue que Solanas vaya a la Ciudad”, porque el temor en el kirchnerismo era que le sacara votos por izquierda. “Alfonsín se fortalece con la decisión de Macri porque es el único que tiene una estructura en todo el país aunque la candidatura de Duhalde es una molestia”, declara Fara.

En las últimas horas, en forma simultanea a conocerse la decisión de Mauricio Macri de bajarse de la carrera presidencial, corrió el rumor que el PRO habría sellado un acuerdo con el duhaldismo para respaldar la candidatura del ex Presidente y que habría una sorpresa importante sobre quien completaría esa fórmula. Por supuesto, los nombres en danza no son pocos y ninguno está confirmado.

La oposición está inmersa en un laberinto donde sobran sillas y faltan candidatos. Es una señal clara de la fortaleza que hoy tiene Cristina Fernández de Kirchner si finalmente compite por la reelección.

Carlos Fara en Contrapunto (FM Identidad 92.1)

 

EL DIA QUE MOYANO SE ENFURECIO Y EL GOBIERNO TEMBLO

moyanoHugo Moyano entró al salón de la sede del Sindicato de Camioneros, donde lo aguardaban más de trescientos seguidores que entonaban cánticos amenazantes. Empezaba a escribirse el último capítulo de lo que había sido un largo día de furia, que había estallado cuando a través del sitio Centro de Información judicial, se conoció la existencia de un exhorto llegado desde Suiza donde se pedía la justicia argentina información sobre las causas judiciales que se le siguen a Moyano y a su hijo Pablo. La investigación había comenzado a raíz del descubrimiento de una cuenta en ese país por cerca de dos millones de dólares a nombre de Ricardo Depresbiteris, el dueño de la empresa Covelia que se la vincula a Moyano y a su familia.

“No tengo un carajo que ver con Covelia”, disparó contundente Moyano con el tono de como quien quiere terminar un tema que lo saca de las casillas. Era cierto, el camionero estaba furioso desde que se había conocido la intención de los suizos. Desde el primer momento creyó ver la mano del gobierno detrás de los acontecimientos y obedeció lo que su instinto le ordenaba; lanzar un paro del transporte con movilización y convocar al Concejo de la CGT para discutir si la medida de fuerza se transformaba en una huelga general. Omar Viviani una de sus más fieles lugartenientes estaba convencido que los popes de la central sindical respaldarían la medida de fuerza, “un trámite” se escuchó decir cerca del líder de los peones de taxi. Pero no fue así. Después de tres horas de deliberar, la CGT decidió apoyar a su jefe pero dejando en claro que no iba a cortar, por ahora, las relaciones con el gobierno que es lo que ocurriría si se llegaba a un paro general. Al final, no habrá paro general, movilización ni tampoco paro de transporte. El gobierno respiró tranquilo y el triunfo se lo anotó Julio De Vido, que fue el encargado de convencer a Moyano del inconveniente de tomar medidas extremas. No es un paz definitiva, sólo se trata de una tregua que únicamente el paso del tiempo y la evolución de las causas judiciales, que atormentan a Moyano y a su familia, determinará que tan sólida es.

Un análisis superficial concluiría que Moyano quedó en un posición de debilidad, pero ello no sería cierto. El camionero hizo una demostración de fuerza, que aunque no fue tan potente como se esperaba, ello no es suficiente como para sostener que Moyano está debilitado. Un detalle no menor es que la medida de fuerza sólo se suspendió, es decir que está latente y puede renacer de acuerdo con los próximos acontecimientos.

Las últimas cuarenta y ocho estuvieron plagadas de señales desde el moyanismo al gobierno, en el convencimiento que tiene su jefe que hay sectores del gobierno que, de mínima, le quieren recortar el poder que acumuló con Néstor Kirchner. La Presidenta nunca se llevó con Moyano y su predilección por La Cámpora en desmedro del peronismo tradicional profundizaron la brecha entre ambos. Inclusive, un encuestador con buena llegada a De Vido sostuvo en estricto “off the record” que el gobierno ya tiene al reemplazante del camionero al frente de la CGT. Se trataría de Gerardo Martínez, el líder de la UOCRA; cuyo sindicato hace menos de una semana obtuvo una señal en el sistema de televisión digital. Moyano sabe que desde que Kirchner falleció es mirado con recelo en la Casa Rosada, pero está dispuesto a presentar batalla. “Queremos llegar al poder, ese es el objetivo”, tronó el líder sindical entre los gritos de sus seguidores. El mensaje es claro y todo sucede en la misma semana que desde la CGT se había lanzado el nombre de Héctor Recalde como compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner, justo en el momento en que los grupo de influencia más cercanos a la Presidenta ensayan una desperonización del gobierno, que genera no pocas inquietudes y deliberaciones.

No es un dato que la suspendida movilización en apoyo a Hugo Moyano convergería en la Plaza de Mayo, a las puertas de la Casa de Gobierno. No se pensó marchar al Palacio de Tribunales o hacer un escrache en la Embajada de Suiza. Nada de eso, la idea fue la de mandar un mensaje inequívoco al gobierno que no será tan sencillo prescindir de los popes sindicales.

Es claro que la demostración de fuerza que hicieron Moyano y los suyos encendieron todo tipo de alertas en el gobierno. Por ahora, ni los unos ni los otros pueden enfrentarse en una batalla abierta porque saben que por ahora ambos bandos tienen mucho más que perder que ganar. Pero en esa demostración de fuerza que ayer ensayó el camionero también hay vestigios de cierto grado de debilidad. No puede dejarse de lado el detalle que originalmente, la conferencia de prensa que se hizo en la sede de camioneros estaba programada que se llevara a cabo en la CGT. No parece ser un dato menor, unido a la cuestión que las deliberaciones en la central obrera se demoraron tres horas y no los breves treinta minutos que había proyectado Viviani horas antes del encuentro. Es claro que si Moyano hubiera recibido un cerrado apoyo de la CGT hubiera habido paro general o, al menos, una potente movilización a Plaza de Mayo. Eso no ocurrió y probablemente no ocurra en los próximos días, pero el gobierno sabe que Moyano, a pesar de estas cuestiones, no es un dirigente que esté totalmente debilitado y no represente riesgos en el corto plazo. Ambos bandos saben que a partir de ahora sus resquemores quedaron al descubierto y tendrán que demostrar sus dotes de tiempistas sino quieren perder más de lo que puedan ganar.

En su discurso Moyano se encargó de atacar a cada uno de sus enemigos: Graciela Ocaña, el empresario Daniel Hadad, Francisco de Narvaéz, Eduardo Duahlde, Ernestina Herrera de Noble y hasta Carlos Menem. Con ellos tiene y tuvo múltiples batallas, en la que sobresale Graciela Ocaña que tal vez se haya convertido en su principal enemiga desde que ocupaba el Ministerio de Salud. Ocaña es amiga personal de la ex embajadora suiza en la Argentina Carla del Ponte y podría haberle entregado en forma privada información que vincula a Moyano con Covelia. La ex ministra y ex diputada declaró en Contrapunto que oficialmente no le entregó ninguna información mientras su amiga desempeñaba funciones diplomáticas en la Argentina. De ser así, ¿podría pensarse que la causa del exhorto suizo haya sido información que salió desde la Argentina? Es más que probable y no hay que olvidarse que en política no hay casualidades.

Al igual que el gobierno, Moyano ve a la prensa como uno de sus principales enemigos. No debe olvidarse que en el por ahora suspendido plan de lucha, se esbozó bloquear una vez más la salida de los diarios. “Para la prensa, los que conducimos una obra social somos asesinos seriales o envenenamos a la gente. También fui el ideólogo y ejecutor del crimen de Beroiz. A mi hijo Gerónimo, de 11 años, le tuve que explicar que era un invento. Me hicieron una canallada: Menem y Duhalde me metieron droga en 1989. Jamás nos opusimos a la Justicia ni impedimos que nos allanen los gremios. Tenemos bronca con la prensa, no con la Justicia”, disparó. Moyano pretende que los medios no se ocupen de él, algo que es imposible siendo, como es, uno de los hombres más poderosos del país. En este sentido, está dispuesto a hacer demostraciones de fuerza como ya lo hizo. Es probable que el gobierno, como ya lo hizo, mire para otro lado. Al fin y al cabo, ambos consideran a los medios el enemigo común que impide, aunque sea un poco, frenar la acumulación de poder.

El kirchnerismo genera su propia oposición porque es claro que no la encuentra fuera de sus propios límites. Esto marca una señal más de la debilidad de las distintas expresiones del arco opositor, que hasta ahora ninguno de ello aparece como una alternativa clara de poder de cara a las elecciones de Octubre. Por eso Eduardo Duhalde admite que hasta ahora la Presidenta corre sola hacia la reelección. Aun la oposición no ha parido un rival lo suficientemente robusto que genere preocupación en el gobierno. Hoy las preocupaciones del Cristinismo están más relacionadas con la propia tropa que con los adversarios de afuera que todavía no alcanzaron la categoría de amenaza.