Tag Archives: Corrupción

Elisa Carrió: “Boudou puede quedar preso por enriquecimiento ilícito que está comprobado”

carrio1

La diputada Elisa Carrió en declaraciones a Contrapunto (FM Identidad 92.1) afirmó que: “Boudou hace lo que le pide le gobierno”. Además sostuvo que “el objetivo central de Cristina y Boudou es apartar a Lijo, ese es el sentido de la nulidad. Todas son chicanas de los abogados para complicar la causa”.

En referencia al silencio que sobre la causa Ciccone mantiene la presidente respondió: “Cristina no habla del tema por que es parte del tema”.

Algunas de las definiciones de Carrió:

“Capitanich no dice nada y aburre”.

“Hoy Macri parece más cercano a Cristina que cualquier otro opositor. Hay varios proyectos que tienen juntos como el traslado de la estatua de Colón y el juego, que es el que más me preocupa”.

“El país necesita la alianza más amplia posible. La unidad exige sacrificio y la unidad de UNEN esta asegurada”.

“Estoy desilusionada con Gil Lavedra”.

El reportaje completo a Elisa Carrió en Contrapunto (Fm Identidad 92.1)

TENGO LA ESPERANZA DE VOLVER A MI CARGO

José María Campagnoli

José María Campagnoli es fiscal y desde Diciembre está suspendido por sus investigaciones en una causa que compromete al empresario Lázaro Baéz y a un hermano de la ministra de seguridad.

Campagnoli estuvo en Contrapunto y en una extensa entrevista explica que caso Baéz “pudo haber sido el detonante” de sus suspensión y analiza que “el trasfondo era que yo no tuviera mas contacto con el caso de Báez”. Cuando se le pregunta quién es Lázaro Baéz para él responde: “Es un empresario multimillonario que antes de la era kirchnerista era un empleado bancario”.

El fiscal, que tiene la esperanza de volver a su cargo, se ha transformado en un símbolo de lucha contra la corrupción.

A continuación alguna de sus definiciones más importantes:

“Fue un golpe muy duro cuando me entere de la suspensión, una vez asimilado el golpe me puse fuertemente a trabajar”.

“El fiscal tiene que investigar e incomodar, he trabajado como fiscal de 24 horas y hemos sido una fiscalía muy eficiente enfrentando mafias y hasta al poder”.

LA PROXIMA DECADA “GANADA”

Cristina-Fernandez-kirchnerismo-Campora-Dyn_CLAIMA20130525_0249_14

“Quiero convocar a todos los argentinos para que esta década ganada le siga otra más”, dijo Cristina Fernández de Kirchner desde el escenario montado en la Plaza de Mayo para festejar los diez años de gobierno del kirchnerismo. “No soy eterna ni tampoco quiero serlo”, también dijo la Presidenta.

Como era lógico suponer, las especulaciones acerca de la vuelta del proyecto re reeleccionista volvieron a aparecer; aunque es un objetivo de máxima en el cual nunca el gobierno dejó de pensar. El kirchnerismo difícilmente deje de lado un proyecto político, en todo caso frente a circunstancias coyunturales lo disimula pero jamás lo olvida. Ni un paso atrás, es uno de sus slogans y hasta ahora lo ha cumplido.

Analizar la década que acaba de terminar el kirchnerismo hoy no es lo más importante, cada quien sacará sus propias conclusiones y los balances siempre son dispares. Sin embargo, no se debe soslayar de qué manera llega el kirchnerismo al festejo de sus diez años en el poder. Un índice de inflación preocupantemente alto y con el que el gobierno no parece saber cómo lidiar. En primer lugar, porque no asume el problema y en segundo, porque es evidente que la solución está en manos de funcionarios que no están capacitados para resolverlo. Como consecuencia del un descalabro económico cada vez más indisimulable comienzan a aparecer los primeros síntomas en el mercado laboral: las empresas no están tomando gente y los puestos de trabajo que quedan vacantes no son cubiertos, lo que deriva en una reducción de los planteles de empleados. Ataques contra los medios independientes, escraches a periodistas y una amenaza latente de desembarcar en el Grupo Clarín. Restricción a la compra de dólares. Congelamientos de precios. Empresas administradas por el Estado con resultados en rojo permanente -los casos emblemáticos son Aerolíneas Argentinas e YPF. Un gasto público que continua aumentando. La emisión monetaria utilizada como recurso electoral que por supuesto presiona sobre la inflación, un clásico de la Argentina sobre el que no hace falta mayores precisiones. El Poder Judicial, que por supuesto necesita reformarse, jaqueado por un paquete de leyes que apunta a convertirlo en una fuente de impunidad ilimitada que refrende cualquier deseo de Cristina Fernández. Un país aislado que cada vez se refleja más en Venezuela y que parece haber entrado en una metamorfosis chavista de segunda, esa que ahora lidera Nicolás Maduro. La multiplicación de casos de corrupción que empiezan a demostrar que la década ganada fue para los amigos del poder y que el resto miró con la ñata contra el vidrio. Un gabinete de bajo nivel intelectual y operativo que únicamente está para cumplir diligentemente los deseos de la Presidenta. Y, finalmente, una oposición que en términos generales se parece más a un grupo de analistas políticos que a dirigentes dispuestos a cambiar el curso de la realidad. Esta es la foto del país, no es la película de una década que acaba de terminar, no se trata de un balance sino más bien de una descripción –siempre arbitraria- de la Argentina luego de diez años de kirchnerismo. En este contexto no es casual las cifras que arrojan las mediciones de Management & Fit, que dan cuenta de un 59% de desaprobación de la marcha del gobierno y sólo un 29 de aprobación.

EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS

forster2

Ricardo Forster se enojó, se sacó y a los gritos increpó: ¡Qué carajo sé de cómo hizo la plata Lázaro Baéz! A su juicio estaba siendo sometido a un interrogatorio propio de un fiscal y no de un periodista. Las preguntas, según él, bordeaban la falta de respeto para un filósofo y exigía ser entrevistado por sus ideas y no por las investigaciones de un periodista que se dice independiente y trabaja para un grupo monopólico. Por supuesto ese periodista es Jorge Lanata. La reacción de Forster tuvo una amplia repercusión y demuestra que el relato que los intelectuales de Carta Abierta pretenden seguir apuntalando está agotado pero en su porfía de mantenerlo vigente se convierte en una caricatura bizarra.

Es importante hacer algunas aclaraciones porque en la entrevista, Forster parece dejar traslucir que hubiera sido emboscado para referirse a un tema del que no quería hablar. No fue así. Se nos ocurrió entrevistarlo porque en la edición del diario La Nación del jueves se adelantaba los ejes de lo que iba a ser una nueva reflexión de Carta Abierta, que esta vez trataría sobre los escándalos de corrupción que involucran a la familia Kirchner y por ahora tienen su principal protagonista en Lázaro Baéz.

Ricardo Forster sabía perfectamente que la entrevista iba a versar sobre la corrupción y accedió a salir al aire, entonces no puede después decir que no lo llamemos más para hablar de esos temas sino que tenemos que preguntarle sobre sus ideas. Es un planteo deshonesto que pretende poner en tela de juicio la forma en que hacemos nuestro programa y nuestro profesionalismo. Eso para mí es intolerable aunque no deja de ser una anécdota y no tiene que ver con el fondo de la cuestión.

En la entrevista, Forster dijo cosas peores que la palabra carajo; que no debería escandalizar a nadie a esta altura. Comparó las investigaciones de corrupción con la imagen que en los años veinte construyeron los nazis de los judíos como avaros y con sus bolsillos llenos de dinero. La comparación es peligrosa pero a la vez demuestra la carencia de argumentos de Forster para justificar un modelo político como es el kirchnerismo inescindiblemente ligado a la corrupción. Pero también es un argumento fascista que pretende ubicar a aquellos que piensan distinto como nazis y finalmente termina siendo torpe porque se puede inferir que para Forster lo que se debe mantener a flote es el modelo y para ello todo es justificable. Es casi como decir el fin justifica los medios.

QUE CARAJO SE COMO HIZO LA PLATA LAZARO BAEZ

Forster

El filósofo de Carta Abierta Ricardo Forster perdió la paciencia cuando fue consultado sobre las denuncias de corrupción que involucran al empresario Lázaro Baéz, la propia Cristina Fernandez de Kirchner y buena parte del gobierno. “Yo qué carajo sé de cómo hizo la plata Lázaro Baéz”, reaccionó intempestivamente Forster en el programa Contrapunto (FM Identidad 92.1).

Forster fue consultado debido a que la próxima Carta Abierta versará sobre las denuncias de corrupción, que para el intelectual buscan “desestabilizar y horadar” al gobierno de Fernández de Kirchner. “Volvemos a la lógica de un fiscal de la Patria por fuera de la política. Ya no hay más debate de ideas, hay bóvedas”, declaró y se preguntó por qué el periodismo no había investigado cómo habían hecho su fortuna otros empresarios vinculados a la obra pública como Amalita Fortabat. El filósofo parece olvidar que el periodismo en la ápoca del menemismo también investigó la corrupción y que por ejemplo Luis Majul escribió dos tomos titulados Los Dueños de la Argentina; donde constaba con lujos de detalles el origen de la riqueza de los principales empresarios argentinos.

“Reducir la política al espantapájaros eterno de la corrupción es volver a la lógica de la destrucción de la democracia, cuando no hay otro argumento que pueda discutir política, economía, vuelve el tema de la corrupción de la mano de los mismos de siempre”, Afirmó Forster olvidando que la corrupción atenta contra el sistema democrático y son esos escándalos los que terminan por horadar a los gobierno.

Visiblemente molesto con las preguntas acerca del tema, Forster pidió no volver a ser llamado para hablar de la cuestión acusó a este periodista de hacerle preguntas como si fuera un fiscal.  Sin embargo, el representante del Carta Abierta se olvida que al ser convocado por la producción del programa Contrapunto, se le informó del tema por el que se lo quería entrevistar y ello surgió a raíz de la próxima aparición de una nueva reflexión de este grupo de intelectuales abordando el tema de la corrupción. Es evidente que Ricardo Forster le incomoda hablar sobre la corrupción al igual que al gobierno. Desafortunadamente, no entiende que no puede existir un debate de ideas mientras muchos funcionarios y empresarios amigos del gobierno ostentar fortunas que no pueden justificar.

Entrevista completa a Ricardo Forster (Contrapunto FM Identidad 92.1)

GARRIDO: UN TIPO DEMASIADO MOLESTO PARA SER FUNCIONARIO

Manuel-Garrido-630 Manuel Garrido fue durante cinco años Fiscal de Investigaciones Administrativas, es decir el funcionario encargado de investigar los casos de corrupción de los funcionarios del gobierno. Desde su cargo investigó los primeros tiempos de la “intervención” de Guillermo Moreno en el INDEC, donde pudo probar cómo se dibujaba el índice de precios a través de un software. Le solicitó al juez Canicoba Corral que no lo dejara ingresar al poderoso secretario a los edificios del organismo. Se metió con el patrimonio de la pareja presidencial, las supuestas irregularidades de Ricardo Jaime, hoy convertido en un emblema de la patria kirchnerista, y apunto su mirada en las maniobras de Pepe Albistur en la distribución arbitraria de publicidad oficial.

Como fiscal a Garrido le tocó investigar causas del gobierno de Menem, De la Rúa, Duhalde y Kirchner. El 12 de marzo de este año, Garrido presentó formalmente su renuncia al cargo en un texto de 21 páginas en donde explicaba que los motivos de su dimisión se basaban en la instrucción de su jefe, el Procurador Esteban Righi, que a su juicio lo limitaba a la hora de intervenir en causas judiciales en el que estuvieran involucrados funcionarios públicos. “El cambio de rumbo que ahora se viene a consagrar ?dijo en referencia a la resolución de Righi deja mi gestión al garete, condenando a la FIA a un rol casi intrascendente que no se condice con las capacidades con que se la dotó a costa de los contribuyentes”, explicó en su renuncia.

En la actualidad Garrido es director del área Transparencia y Políticas Públicas de la ONG CIPPEC y estuvo de visita en Contrapunto donde habló de todo y declaró que la corrupción deja sin remedios a los hospitales, impide que se concreten las políticas públicas y no permite el goce de los ciudadanos de los derechos humanos. Habló del INDEC y de por qué le solicitó a un juez que no le permitiera la entrada a Guillermo Moreno al edificio del organismo y de la fortuna de los Kirchner. Manuel Garrido demostró ser un funcionario muy molesto.

Manuel Garrido en Contrapunto Parte 1

Manuel Garrido en Contrapunto Parte 2