Tag Archives: Aníbal Fernádez

Nisman: La Víctima 86

Nisman

El fiscal Alberto Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero. La flamante historia oficial dice que se suicidó y los voceros del gobierno junto con el sistema paraestatal de medios no dudaron tomar ese camino, haciendo hincapié que la puerta del departamento estaba cerrada por dentro y que era custodiado por diez policías. Les faltó decir que el caso estaba completamente esclarecido. La tesis del gobierno se completaría con que Nisman tomó la decisión del suicidio porque no podría mantener sus acusaciones frente a los legisladores, que a juicio de la diputada Diana Conti iban a salir “con los tapones de punta”. La tesis es perversa pero es la que más le conviene al gobierno.

El problema es que nadie cree que Nisman, si es que verdaderamente se suicidó, haya tomado esa decisión al menos libremente. La diputada Patricia Bullrich declaró que el sábado habló con el fiscal al menos en cuatro ocasiones y en todas ellas dialogaron de lo que iba a ser la presentación en el Congreso. Explicó que en esas comunicaciones lo percibió como un hombre que estaba trabajando.

Es difícil y casi inverosímil creer que Nisman se suicidó por razones personales y la conjetura más difundida es que lo “suicidaron”. Se llama suicidio inducido. La muerte de Nisman beneficia al gobierno, a los iraníes y a determinados grupos de inteligencia que mantienen una disputa entre sí. Si efectivamente alguien tomó la decisión que Nisman debía morir, es evidente que entendió que era el “mal menor”. El objetivo era que no hablara frente a los diputados de la Comisión de Legislación Penal. Se trata de la confirmación que la investigación del fiscal tiene un enorme valor para deslindar responsabilidades en la nueva trama de encubrimiento para garantizar la impunidad de los iraníes y que tendría como principal responsable a Cristina Fernández de Kirchner. Ademá, implica la partida de defunción definitiva del vergonzoso memorándum con Irán.

CUANDO LOS LADRONES NOS GOBIERNAN NOS SIGUEN ROBANDO

carrio1

La diputada Elisa Carrió declaró en Contrapunto por FM Identidad 92.1 que “el gobierno dejó entrar la producción de drogas” y acusó al actual senador Aníbal Fernández de estar involucrado con el tráfico efedrina y con el triple crimen de General Rodríguez. “Yo acuso a Aníbal Fernández”, disparó Carrió sobre el problema del narcotráfico al que calificó como “un genocidio de jóvenes” y agregó que “la Argentina es una boutique para el lavado de dinero proveniente de la droga”.

Por otra parte, sobre la reciente visita de Critina Fernández de Kirchner al papa Francisco afirmó que de esa manera la presidente sorteó “el golpe del PJ y de sectores del establishment” y en ese sentido apunto a Eduardo Duhalde: “Le gustan los golpes civiles”. Además, refiriéndose a Francisco afirmó: “El papa dijo no cuenten con mi complicidad para voltear a nadir. Me pareció la visita de Cristina”.

Carrió también se refirió al proyecto de reforma del Código Penal y dijo que se trata de “una trampa de Cristina a la que algunos opositores se prestaron”, en obvia alusión a la integración de la comisión redactora por parte de Ricardo Gil Lavedra, Federico Pinedo y María Elena Barbagelata. “El primer objetivo de los códigos penales por ejemplo en Corea del Sur es el de las altas penas en temas de corrupción”, explicó y afirmó que “cuando los ladrones nos gobiernan, nos siguen robando”.

EL OBLIGADO REGRESO DE CRISTINA

Cristina_Fernandez

La información oficial, siempre escasa e imprecisa, dice que Cristina Fernández de Kirchner retoma sus funciones presidenciales con algunas restricciones. Se sabe que los médicos le han recomendado que no vuele y que trate de evitar las situaciones de stress. Lo primero no es algo trascendente y solo genera complicaciones de logística, en cambio lo segundo despierta dudas, interrogantes y versiones de todo tipo e invariablemente desemboca en una pregunta central: ¿Cómo gobernará sus dos últimos años? La otra cuestión de la que también se habla es del estado de ánimo de Cristina Fernández, algo que está totalmente relacionado con el nivel de stress. Hay quienes sostiene que no es el mejor.

El jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina, en pos de mantener viva la épica oficial, declaró: “La vamos a tener plenamente con nosotros, con restricciones solo de movimientos físicos pero con todas sus capacidades”. Las declaraciones de Abal Medina se contradicen con las órdenes de los médicos y también con los deseos de Máximo y Florencia. Es evidente que se trata de un mensaje dirigido a la propia tropa, que, con diferencias de matices, se asemeja al chavismo cuando repetía una y otra vez que Hugo Chávez estaba completamente curado. Es cierto que la situación no es la misma, pero el mecanismo no tiene demasiadas diferencias. Acaso el mensaje del jefe de gabinete tenga por destinatarios a gobernadores e intendentes que comenzaron a mostrar inusuales pero lógicos síntomas de autonomía.

El hiperpresidencialismo es un estilo de gobierno que requiere de un gran esfuerzo físico y mental, supone que el gobernante es omnipresente, que se avoca a los grandes temas pero también está en los más mínimos detalles de la gestión; aunque en muchos casos ella se limite a los anuncios y no se traduzca en hechos concretos. Supone rodearse de colaboradores con acotadísimos márgenes de decisión propia y con escaso nivel técnico y poco prestigio. Los  criterios personales de los ministros quedan muy menguados y sólo se espera que ejecuten eficientemente los deseos del jefe, en este caso de la jefa. Ese es el esquema de gestión que ha puesto en práctica el kirchnerismo desde que llegó al poder en el 2003 y cuesta imaginar un  cambio de fondo. Es difícil imaginar una Cristina de baja intensidad y con el atril vacío. El hiperpresidencialismo requiere de un líder presente y por lo tanto de las cadenas nacionales, de los anuncios permanentes y de transmitir un estado de lucha constante contra una conspiración eterna y anónima. Cristina Fernández de Kirchner ya no podría ejercer ese tipo de liderazgo, que requiere exponerse a situaciones desgastantes y estresantes; a menos que decida poner en riesgo su salud.

ECHALE LA CULPA A MASSA

sergio berni

“Lo que le pasó a Massa no es grave, es un hecho de inseguridad. Lo que es grave es cómo manipuló la información”, declaró Sergio Berni a Radio 10 y acusó al intendente de Tigre de utilizar el robo a su domicilio con fines electorales. Además, responsabilizó a la justicia por no haber difundido la denuncia.

El explicación de Berni es por lo menos extraña y al igual que Horacio Verbitsky, que reveló el episodio, busca responsabilizar a Massa. A medida que pasan las horas la polémica crece. Todavía el gobierno no se ha animado a decirlo explícitamente, pero da a entender que el robo en la casa del intendente de Tigre fue armado por él mismo como una acción de campaña. En cambio, los medios que responden a la Casa Rosada han ido más allá y prácticamente acusan a Sergio Massa de ser el autor intelectual del robo a su casa y su posterior ocultamiento para revelarlo en la veda electoral y conseguir atención mediática cuando el resto de los candidatos estaría obligado a permanecer callado.

El argumento es por lo menos rebuscado, porque si se sigue el razonamiento Massa debió convencer al prefecto Alcides Díaz Gorgonio de montar un show mediático para sus propias cámaras de seguridad, a riesgo que el oficial de la Prefectura termine preso; como está en estos momentos. Sergio Berni, en el programa 6, 7, 8 dijo que Massa debió decir que Díaz Gorgonio era su empleado, lo acusó de querer vender cámaras de seguridad y aclaró que se trataba de un hecho de inseguridad más. En línea con el gobierno, el Senador Aníbal Fernández aportó lo suyo revelando que en el año 2007 fue el propio Massa quien le pidió que el prefecto, hoy detenido, fuera designado para hacer adicionales en el barrio cerrado donde vive y que la mujer del oficial trabajaba como empleada doméstica en la casa del candidato. Sin embargo, el secretario de Seguridad de Tigre, Diego Santillán, dijo que María Martínez, no la mujer del prefecto, desde hace quince años trabaja en la casa de los Massa como empleada doméstica. “Andan carpeteando y poniendo datos de la inscripción de una persona que trabaja hace 15 años como doméstica en la casa de Sergio y la quieren mezclar con esta persona y no tienen nada que ver”, le retrucó Santillán a Fernández.

#8N: UNIDOS Y ORGANIZADOS

8N

Hay varias conclusiones que dejó el #8N. En primer lugar es que la gente no tiene miedo y que el modelo no incluye a todos. Probablemente, por esto un manifestante llevaba un cartel que decía: No soy golpista, soy golpeado. Es cierto que, al menos en la convocatoria en el Obelisco, en su mayoría los concurrentes pertenecían a la clase media acomodada; lo cual es lógico porque el gobierno se ha ensañado con ese sector de la sociedad y en política las reacciones son inexorables. Sin embargo, las consignas no eran clasistas como quieren hacer creer los voceros oficiales, ni tampoco -salvo por el reclamo contra la inflación que afecta a toda la sociedad- los ejes de la marcha se centraron en cuestiones económicas.

El #8N fue la primera concentración masiva en América Latina donde las redes sociales tuvieron un rol fundamental en la convocatoria. Así, el cyber ejército de blogueros y twitteros rentados por el gobierno perdió su hegemonía. Pero también quedó confirmado que el kirchnerismo ya dejó de ser el dueño absoluto de la calle. Ese control hegemónico que a Néstor Kirchner tanto le preocupaba conservar dejó de serlo. Pero además con un agravante, que ahora lo tiene que compartir con miles de personas que no están encolumnadas  dentro de ninguna estructura tradicional, y que por lo tanto, no se la puede esmerilar con las herramientas clásicas de la política. En este caso la billetera no funciona, ni los escarches tampoco porque son anónimos aunque ello no significa que no estén unidos y organizados. Claro, pero se trata de otro tipo de organización que desconcierta al gobierno porque rompe con las estructuras clásicas como partidos políticos o sindicatos.

El #8N también asestó un fuertísimo golpe al proyecto de reforma constitucional que habilite a Cristina Fernández a un tercer periodo de gobierno. No significa que la iniciativa esté definitivamente archivada, pero después de las declaraciones de Senadores y Diputados opositores y la gente manifestándose en contra, el gobierno tendría que hacer una elección sobresaliente para llevarla a cabo. Hoy es un escenario muy difícil de imaginar.

QUEREMOS PREGUNTAR

queremospreguntar

(19/May/2012) Hace cerca de una semana, Jorge Lanata tuvo la generosidad de juntar más de cien periodistas que decidimos firmar una iniciativa para que el gobierno celebrara conferencias de prensa. Todos los que participamos, de una enorme diversidad de medios, somos simplemente periodistas. Ni militantes, ni soldados, ni independientes, ni cualquier otro de los aditamentos que se usan en la actualidad para aclarar si estamos de un lado o del otro. Nada. Periodistas a secas, que es como debe ser.

Los periodistas buscamos hechos y muchas veces opinamos sobre ellos, pero no los inventamos, ni los negamos ni tampoco cobran validez o no por quién los haya producido. El instrumento esencial para descubrir esos hechos no es otro que preguntar. No hay ningún misterio,  es tan simple pero a la vez tan complejo como esto. Mal que le pese al gobierno el gobierno sigue siendo el nexo entre el poder y el pueblo. No es ésta una particularidad de la Argentina ni de estos tiempos, es así desde siempre y en especial desde que la democracia como sistema de gobierno ha dejado de discutirse.