Category Archives: Seguridad

EL GOBIERNO SE QUEDO SIN POLITICA

Fernndez_de_Kirchner_Cristina_62El segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner acaba de cumplir cien días pero ya ha sufrido un desgaste de tal magnitud que parecen ser bastante más. Claramente, el principal problema que enfrenta es el escándalo que lo tiene como protagonista al vicepresidente Amado Boudou y el affaire que lo involucra con la quebrada Ciccone. La Presidenta ha ordenado protegerlo para evitar pagar el costo político de elegir a un compañero de fórmula que venía “flojo de papeles”. La demostración de esto es que en cada acto Cristina Fernández lo sienta a su lado para hacer ver que, a pesar de las novedades que se conocen día tras día y dejan a Boudou cada vez más contra las cuerdas, ella lo apoya y por el momento no le va a soltar la mano. Es un mensaje hacia afuera, pero principalmente hacia las entrañas del kirchnerismo donde el vice se está convirtiendo en una figura cada vez más incómoda. Pero la gran pregunta es hasta cuándo la Presidenta mantendrá su cerco de protección sobre él. Por el momento esa pregunta todavía no tiene una respuesta, aunque muchos afirman que si el juez decidiera citarlo a declaración indagatoria ese podría ser el fin del efímero estrellato de Amado Boudou. El viejo axioma del peronismo que acompaña a sus dirigentes hasta la puerta del cementerio pero jamás la atraviesa, es probable que cada día repiquetee con mayor fuerza en la mente el vicepresidente. La oposición, salvo por la honrosa excepción de Margarita Stolbizer, se ha convertido en una espectadora de este escándalo. No aportó elementos que nutran la instrucción que lleva adelante el juez Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo. La información la está aportando el periodismo y la misma investigación judicial que hasta el momento avanza sin tropiezos, una situación muy distinta a lo que ocurre puertas adentro del despacho del juez Claudio Bonadío que investiga la causa de la Masacre de Once. Bonadío tiene grandes diferencias con el fiscal Ariel Delgado y la relación entre ambos es muy mala. Mientras Bonadío parece encausar la investigación como una tragedia que pareciera ser producto de la fatalidad, la visión de Delgado es mucho más amplia. Su planteo es llevar adelante una investigación integral que abarquen el reparto de los millonarios subsidios que recibieron los hermanos Cirigliano y la ruta de ese dinero. Ni más ni menos a dónde fueron a parar los millones y millones que desembolsó el Estado para supuestamente revivir un sistema ferroviario horrendo.

UN DISCURSO DESCONECTADO DE LA REALIDAD

fot2-270212

Se puede ser de izquierda, de derecha o estar en el centro. Se puede ser más o menos pragmático y no quedar preso de una ideología, como ha hecho el peronismo a lo largo de su historia acomodándose a los vientos que soplan. Se puede gobernar apoyado en el pueblo, en el partido como hizo Raúl Alfonsín o tal vez en ambas e inclusive graduando las proporciones de ambos componentes. Hay muchas variantes sobre cómo gobernar y la Ciencia Política las viene estudiando desde antaño. Pero lo que es imperdonable para un gobernante es desconectarse de la realidad, que el pueblo espere algo y ese político se muestre ubicado directamente en otra sintonía. Eso fue lo que ocurrió con Cristina Fernández de Kirchner, que después de cinco días de ausencia, a raíz de la masacre de Once –como bien la denomina Martín Caparros-, reapareció en Rosario. Desafortunadamente, el discurso fue decepcionante.

La Presidenta arrancó entonando las estrofas de un cántico de campaña y luego gritó y gritó. Se refirió a Manuel Belgrano y a las Malvinas y, como no podía ser de otra manera, pasó revista una vez más a los logros de Néstor Kirchner que el sábado hubiera cumplido años. Cuando no pocos televidentes pensábamos que ya terminaba, habló de Once y de sus muertos. Y si antes la percepción era de una Presidenta que le costaba lidiar con la inapelable realidad, cuando comenzó a ocuparse de la tragedia ferroviaria la decepción y la bronca invadieron las redes sociales. Las frases más destacadas del discurso de Cristina Fernández de Kirchner fueron las siguientes:

“Quiero decirles que voy a tomar las decisiones que sean necesarias una vez que la Justicia decida”.

“Le pido algo encarecidamente a la Justicia. Esta pericia para determinar los responsables no puede durar más de 15 días, no le estoy poniendo plazo a nadie, los 40 millones de argentinos y las víctimas necesitan saber quiénes son los responsables”.

“Esta tragedia enlutó hace días al país tragedia que tiene nombres y apellidos, como todos los que se van”.

“Tres años me costó poner en marcha la bendita tarjeta del SUBE, para poder seguir como corresponde lo que se hace con los subsidios”.

“Todos son palos en la rueda y problemas para las cosas que hacemos, son muchos los intereses”.

En primer lugar es importante destacar dos cuestiones centrales: las decisiones políticas en determinados momentos, y éste es uno de ellos, deben estar escindidas por completo de las decisiones de la justicia y sus tiempos. La Presidenta no puede tomar sus decisiones de acuerdo con lo que diga o no diga una pericia. El otro punto es que las soluciones no surgen de los discursos épicos, sino de decisiones políticas como las que la Presidenta debió tomar desde hace cinco días y no lo hizo. ¿Debemos pensar después de escucharla que la permanencia de Juan Pablo Schiavi en el gobierno también la decidirá la justicia?

Uno de los errores más comunes de los gobernantes es enamorarse de aquellas fórmulas que en un determinado contexto político le dieron resultados satisfactorios. Por ejemplo es lo que le pasó a Carlos Menem con la convertibilidad, que no supo salir de ella a tiempo y terminó por hundirlo. Los ejemplos podrían seguir. En Rosario, la Presidenta mostró señales que le empezó a ocurrir lo mismo. La fórmula del discurso épico, la estrategia de la campaña permanente y de la conspiración constante está terminada. Funcionó, es cierto pero el contexto es distinto y el kirchnerismo puso en evidencia que no entendió el cambio. Muchas veces en política los puntos de inflexión son casi imperceptibles y es necesario tener una verdadera sintonía muy fina para detectarlos. El gobierno exhibió que carece de esa sintonía fina que requiere la política, que es mucho más preocupante de aquella que no tienen en materia económica. Queda claro, el gobierno cedió la iniciativa política que ahora pareciera recaer en el juez Bonadío. Néstor Kirchner jamás hubiera reaccionado de esa manera.

Probablemente, una de las frases que pueden resultar más chocantes es aquella en la que CFK se refirió a la muerte. “No esperen de mí ante el dolor y la muerte, ante esta tragedia, la especulación de una foto o un discurso fácil. Sé lo que es la muerte, sé lo que es el dolor, y no tolero a quienes quieren aprovechar tanta tragedia y tanto dolor”.

Pareciera ser que la Presidenta no puede con su propio ADN y no puede evitar ser autorreferencial frente a las víctimas y heridos causadas por el capitalismo de amigos. Ella habla de la muerte y es cierto que lo sabe, pero Rosario no era el momento en que ella debía estar en el primer plano, respetuosamente debió conformarme con el papel de confortar a los damnificados y ocupar un riguroso segundo plano; ese mismo segundo que los estadistas saben ocupar cuando no dudan del rumbo que llevan. El luto que la Presidenta lleva por la muerte de Néstor Kirchner, debió llevarlo por las 51 víctimas de la masacre de Once.

La referencia a la implementación de la tarjeta SUBE aparece como otro de los puntos muy desconectados con la tragedia que desde hace cinco días enluta a la Argentina. Los responsables, dijo la Presidenta, tienen nombre y apellido y todos coincidimos –hasta varios sectores del propio kirchnerismo- que son los hermanos Cirigliano. La Presidenta tiene a su disposición una auditoría de la AGN que revela las irregularidades de TBA y la falta de control de la CNRT. No necesita nada más para rescindir la concesión pero no lo hace. Evidentemente el grupo empresario que maneja la concesión debe tener un poder de tal magnitud que es capaz de mantener a raya las decisiones políticas que la Presidenta sabe que debe tomar.

Cristina Fernández de Kirchner perdió una gran oportunidad de mostrarse humana y comprensiva, algo que los gobernantes -aun los más poderosos- jamás deben olvidar.

PELOTUDOS

schiaviHebe de Bonafini, con la violencia verbal que la caracteriza, le dijo a Juan Pablo Schiavi que era un pelotudo, a raíz de las desacertadas declaraciones del funcionario sobre la tragedia de Once. Como se recordará, el sucesor de Ricardo Jaime había explicado en una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas –una creación nacional y popular del kirchnerismo- que el número de muertos fue tan alto porque los dos primeros vagones del tren estaban “abarrotados” de pasajeros. “Esto pasa por como somos los argentinos, que nos queremos bajar primero para salir antes o no tomar el colectivo”, explicó Schiavi. Un argumento que parece responsabilizar a los muertos por morirse. No conforme, el funcionario agregó un argumento insólito: “Si esto pasaba ayer hubiera sido mucho menor”. El día anterior, como se recordará, había sido feriado y seguramente el tren transportaría menos pasajeros y, por lo tanto, siempre de acuerdo a su razonamiento se hubieran producido menos víctimas y la tragedia sería menos trágica.

La Real Academia Española le asigna cuatro acepciones a la palabra pelotudo: 1) Que tiene pocas luces o que obra como tal. 2) Que ha llegado a la adolescencia o a la juventud. 3) De gran tamaño. 4) Lerdo, parsimonioso, irresponsable. La primera de las definiciones es la adoptada en Chile, Uruguay y la Argentina. El lector determinará si a Schiavi le cabe el calificativo que le espetó Hebe de Bonafini. En mi opinión Schiavi no es un pelotudo. Los pelotudos somos los argentinos. Sí, los argentinos somos los pelotudos que como un manso rebaño estamos dispuestos a bancarnos cualquier cosa sin decir nada. Somos tan pelotudos que Cristina Fernández de Kirchner, siempre a tiro de cadena nacional, consideró que 51 muertos y más de setecientos heridos no son suficientes para hablarle al país que le dio la reelección. La Presidenta no demostró ni un poco de sensibilidad y ello no es una cuestión ideológica, esa es la falla humana que es peor que la política. ¿Sabés por qué lo puede hacer? Porque sabe que nadie le exige en serio. Porque después de Ricardo Jaime, Norberto Oyarbide y la multiplicación de su fortuna consiguió la reelección con el 54 por ciento.

Juan Pablo Schiavi no es un pelotudo, pero nos trata de pelotudos cuando dice lo que dice y termina echándole la culpa a los muertos por querer bajar rápido para llegar al trabajo. ¿Cuántas veces Schiavi habrá tomado los trenes que controla? Probablemente ninguna. Somos pelotudos cuando el gobierno nos anuncia que se presenta en la causa como querellante, que viene a ser lo mismo que ser víctima después que desoyó las conclusiones de la Auditoría General de la Nación. Hace más de tres años la auditoría llevada a cabo por la AGN estableció: 1) Que TBA no había presentado los Planes de Mantenimiento correspondientes al periodo auditado. 2) Los distintos componentes del sistema de vía presentan un estado deficitario y como paliativo de la situación se restringen las velocidades máximas de circulación. 3) TBA no realiza un mantenimiento adecuado del material rodante. 4) La gestión del concesionario puede caracterizarse como ineficaz, acorde al estado deficitario de conservación que presenta el sistema. 5) El control efectuado por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) con relación a la seguridad y al mantenimiento del material rodante, no se condicen con las metas que TBA y la CNRT se habían propuesto alcanzar. Es interesante señalar sobre este punto que en el 2005, la CNRT firmó la II Carta Compromiso con el Ciudadano a través de la cual el organismo se comprometía a realizar 140 inspecciones; 70 en la Línea Mitre y otras tantas en el ramal Sarmiento. En el 2005 de las 70 inspecciones de seguridad programadas para la Línea Sarmiento, se realizaron 42 mientras que el año siguiente alcanzaron las 64.  Así, se efectuaron sólo 106 inspecciones de seguridad en dos años, cuando debieron llevarse a cabo 140. Ello representa un 75% de las inspecciones programadas, o dicho de otra manera, las metas de inspección comprometidas por la CNRT fueron deficientes en un 25%. Nada se sabe de cuál fue la razón por la que el organismo de control incumplió su II Carta Compromiso con el Ciudadano. Es probable que ni siquiera se haya ensayado una explicación debido a que se verifica la tesis de este artículo: somos tan pelotudos que ningún funcionario perderá su tiempo explicando por qué no cumplió con aquello a lo que se comprometió. 7) Ahora bien, si el punto anterior es grave, lo que sigue es aún mucho peor. En el punto 4.1.3.2 del informe de la AGN puede leerse: “La CNRT no garantiza la adecuada seguridad operativa al no verificar, en todos los casos, las medidas adoptadas por TBA para subsanar las deficiencias observadas, ni tampoco efectúa un seguimiento sobre su evolución”. Es fácil lo que sucede. La Comisión detecta una irregularidad y en ningún caso verifica que TBA la subsane, por lo que la seguridad no está garantizada. Por si a alguien no le quedó claro, la CNRT depende de Schiavi pero en ese entonces pertenecía a Ricardo Jaime y es el organismo encargado de controlar, entre otras cuestiones, la seguridad de los trenes pero sencillamente no lo hace. ¿Tendrá algo que ver esta situación con la estrecha vinculación que unía a los Cirigliano con Jaime? Estrecha a tal punto, que la justicia investiga si Jaime no utilizaba el avión de Cirigliano para sus viajes particulares e inclusive si el empresario directamente no le compró un avión. Probablemente, estaría cansado de tener que prestarle el suyo cada vez que Jaime quería ir a Córdoba o al Brasil.

El titular de la Auditoría General, el radical Leandro Despouy –que el gobierno y una parte del propio radicalismo buscan desplazar del organismo, declaró en Contrapunto por FM Identidad 92.1 que el Estado tiene suficientes causales desde el 2008 para rescindirle el contrato con TBA, a causa de los incumplimientos de la concesionaria. Dicen que por estas horas el gobierno estudia llevar a cabo esta medida. Parece increíble que todavía tengan que estudiar el asunto y que 51 muertos y más de setecientos heridos no sean suficientes. Los tiempos políticos necesariamente tienen que ser mucho más veloces que los de la justicia.

El viernes, Juan Carlos Cena, ex trabajador ferroviario y autor de El Ferrocidio, entrevistado en Contrapunto coincidió con Despouy en cuanto a que el gobierno finalice de inmediato la concesión con TBA. Además, agrego que “no hay ninguna diferencia entre la gestión de Schiavi y la de Jaime. Schiavi tiene una torpeza militante. Todos los que está debajo de Schiavi son los mismos funcionarios que están hace años”. Cena fue bastante más elegante que Bonafini a la hora de calificar al Secretario de Transportes, aunque parece que su gestión y la de Jaime se diferenciarían muy poco.  Además, Cena aportó otro dato que fue confirmado más tarde. “El tren no tenía aire en los cilindros de frenos. El maquinista no lo pudo frenar y además el tren venia cargadísimo. Estaban todos los compresores parados y sin funcionar. El maquinista estuvo hasta último momento como un capitán de barco”. Más tarde, Marcos Córdoba, el motorman del tren, declaró a la justicia que una estación antes de llegar a Once se dio cuenta que no tenía frenos y avisó pero le respondieron que siguiera. Exactamente lo mismo que declaró Cena en Contrapunto en horas de la mañana. Si los peritos designados por el juez confirman los dichos del maquinista, las causas del accidente se deberían a la falta de mantenimiento, que no es otra cosa que lo que la AGN veía denunciando desde hacía cuatro años. Entonces, llegamos a la triste conclusión que la tragedia pudo haberse evitado si se tomabas las medidas a tiempo y ello tiene relación directa con la falta de control por parte del Estado, que ahora con un nivel de cinismo que alarma se presenta en la causa como querellante. Para que quede claro, el gobierno pretende convertirse en víctima cuando es uno de los responsables del siniestro y por lo tanto el juez podría sospechar que si fuera aceptado como querellante podría entorpecer la investigación. No es un planteo aventurado, no debe olvidarse que desde el gobierno se dejó deslizar que la causa de la tragedia se debió a una falla humana y casualmente Roque Cirigliano, el responsable de mantenimiento y primo de Mario y Claudio, dijo lo mismo.

El viernes en Contrapunto también habló Horacio Caminos, que ocupa el cargo de Secretario de Prensa de La Fraternidad, el gremio que aglutina a los maquinistas. Lo primero que podría pensarse es que caminos defendería a su afiliado Marcos Córdoba. No fue así. Caminos dijo: “No voy a hablar hasta que no estén las pericias… como en todos los accidentes hay dos factores: uno humano, otro técnico o ambos. Pero hasta que los peritos no se expidan es apresurado aventurar cualquier cosa”. No parece ser un dirigente que le ponga el hombro a un afiliado que en ese momento estaba en terapia intensiva y sorpresivamente Caminos declaró que “hoy no es seguro viajar en tren” y que “el maquinista sale con trenes en mal estado por las presiones laborales”. La acusación del dirigente de La Fraternidad es muy grave, sin embargo a esa altura visiblemente molesto por el cariz que había tomado el reportaje, dijo que los paros no se hacen por estas cosas. Queda claro que el gremio no protege ni siquiera la seguridad de sus propios afiliados. Caminos perdió la paciencia y luego de acusar a este periodista de tener poco vuelo intelectual cortó abruptamente la comunicación. Por las dudas, Caminos no es ningún pelotudo. Consultado por esta extraña actitud del sindicalista, Juan Carlos Cena afirma que “Caminos tiene intereses creados él y toda la burocracia sindical. Desde La Fraternidad no sacaron ningún comunicado, hay un silencio sospechoso de los sindicatos”.

El subsecretario de Transporte Ferroviario se llama Guillermo Antonio Luna y según Néstor Pitrola del Partido Obrero, integra el directorio de empresas tercerizadas ferroviarias y es socio de José Pedraza, acusado de ser el autor intelectual del asesinato de Mariano Ferreyra. Luna, según el curriculum publicado por la Secretaría de Transportes, también ocupa el cargo de  Secretario de Política Ferroviaria del Consejo Directivo del Sindicato La Fraternidad. Sí, el mismo gremio al que pertenece Caminos. Luna se convirtió en Subsecretario en 2006 y llegó al cargo de la mano de Ricardo Jaime. Así, se confirma lo que dijo Cena en Contrapunto sobre que no hay ninguna diferencia entre la gestión de Juan Pablo Schiavi y la de Jaime. La página web de la Secretaría de Transportes afirma que la subsecretaría a cargo de Luna “interviene en la elaboración, ejecución y control de las políticas, planes y programas referidos al transporte ferroviario, de carga y de pasajeros en todo el territorio nacional. También asiste en la supervisión respecto del funcionamiento de las empresas ferroviarias de cuyo capital social el Estado Nacional tiene participación accionaria”. Parece que Luna no habría cumplido demasiado bien con su trabajo. Aclaro algo, Luna no es ningún pelotudo tampoco. Un detalle, Luna ostentaba el mismo cargo cuando la AGN emitió el duro dictamen sobre la Línea Sarmiento.

Cristina Fernández de Kirchner no habló en público. Ni siquiera una palabra de aliento para los familiares de las víctimas y los heridos, mostrando una falta de sensibilidad pocas veces vista. El 54 por ciento no da derecho a ser menos humana con el pueblo, pero en un punto esta sociedad se merece ser tratada así porque no exige, ni es capaz de mirar más allá de las cuotas del plasma. Los pelotudos somos nosotros.

Contrapunto: Programa del 24/Feb/2012

En el programa de hoy seguimos tratando el tema de la tragedia de Once. Entrevistamos a Horacio Caminos, secretario de prensa de La Fraternidad, que se enojó y cortó la comunicación dando por terminado el reportaje de manera abrupta. Por el mismo tema también entrevistamos Juan Carlos Cena, ex ferroviario y autor del libro El Ferrocidio. uestro colega Omar Lavieri se refirió a la decisión del juez Norberto Oyarbide de declarar la nulidad de los mails que supuestamente involucraban al ex Secretario de Transportes Ricardo Jaime en hechos de corrupción. Una decisión polémica que ahora deberá resolver la Cámara.

Jorge Baradel, Secretario General de SUTECBA, se refirió a la falta de acuerdo en la paritaria docente y el no inicio de clases en la Provincia de Buenos Aires.

Finalmente, el ex director de Globovisión, Alberto Ravell, se refirió a la salud de Hugo Chávez, quien será operado en Cuba a raíz del cáncer que padece y de sus implicancias políticas en la campaña electoral de Venezuela.

Más abajo tenés algunas de las declaraciones más importantes del día y también podés escuchar el programa completo.

HORACIO CAMINOS – SECRETARIO DE PRENSA DE LA FRATERNIDAD. Sobre las responsabilidades en el accidente de tren de Once. “Esto es consecuencia del modelo que nos han encajado de reducir el Estado a la mínima expresión. Hay que trabajar sobre las causas y no sobre las consecuencias (…) No tenemos un Estado que tenga autoridad para controlar. Porque la CNRT no está por ley sino que está regulada por una secretaría. Este gobierno fue el único que nos escuchó por eso hago una defensa (…) Hemos cuestionado baja inversión en TBA y muchas otras empresas ferroviarias. No voy a hablar hasta que no estén las pericias (…) Como en todos los accidentes hay dos factores: uno humano, otro técnico o ambos. Pero hasta que los peritos no se expidan es apresurado aventurar cualquier cosa (…) El uso del paro para estas cosas no es la forma. Hoy no es seguro viajar en tren. El maquinista sale con trenes en mal estado por las presiones laborales.

9.36 HS. OMAR LAVIERI – PERIODISTA. AUTOR DEL LIBRO “EL REKAUDADOR”. Oyarbide declaró la nulidad de los mails de Jaime. “Esto implica un papelón […] Fue una decisión controvertida. En otra causa que lleva el juez Ercolini mandó hacer un peritaje al perito mas importante de Latinoamérica de apellido Presman, que dijo estos mails no fueron tocados. Con esta decisión de Oyarbide se caen 4 o 5 causas de las que tiene Jaime, pero el principal favorecido no es Jaime, porque qué le hace una mancha más al tigre? Los principales favorecidos son los empresarios de transporte y de las líneas aéreas que estaban implicados en casos de corrupción”

9:48 HS. JUAN CARLOS CENA – EX FERROVIARIO. AUTOR DEL LIBRO “EL FERROCIDIO”. Sobre las responsabilidades en el accidente de tren de Once.

El tren no tenía aire en los cilindros de frenos. El maquinista no lo pudo frenar y además el tren venia cargadísimo. Estaban todos los compresores parados, sin funcionar, y desarmados para armar otro (…) La responsabilidad es del Gobierno por no poner en marcha los órganos de regulación, la CNRT, y la comisión de seguimiento de las concesiones (…) Caminos tiene intereses creados el y toda la burocracia sindical. Desde La Fraternidad no sacaron ningún comunicado. Hay un silencio sospechoso de los sindicatos (..) El maquinista estuvo hasta último momento como un capitán de barco. Tiene quebradura de piernas y la cadera luxada. Lo sacaron el tren usando vaselina. (…) Si el maquinista es declarado culpable Cirigliano se salva de pagar el seguro. Y el seguro es de una empresa del propio Cirigliano (…) El Gobierno tiene que sacarle ya la concesión a TBA (..) No hay ninguna diferencia entre la gestión de Schiavi y la de Jaime. Schiavi tiene una torpeza militante. Todos los que está debajo de Schaivi son los mismos funcionarios que están hace años.

10:05 HS. ALBERTO RAVELL – PERIODISTA VENEZOLANO. EX DIRECTOR DE GLOBOVISION. Sobre el estado de salud de Hugo Chávez.

“El presidente venezolano puso fin a los rumores. Primero hay que decir que el golpe que recibió con el número de personas que votaron en las primarias fue muy duro para su ánimo y para su salud. Tuvo que salir a decir lo que ya sabían los venezolanos: que está muy enfermo y que tiene cáncer. El no ha nombrado el sitio del cuerpo tiene la lesión pero todo el mundo supone que es cáncer de colon. Ahora tiene permiso indefinido para irse a Cuba, se va a llevar a sus funcionarios. Su gobierno va a operar desde Cuba. No va a hacer lo que hizo la presidenta Cristina [Kirchner] que fue a operarse y dejó a un encargado […] Chavez ha hecho caso omiso a los consejos de los médicos. Salió hace unas semanas y habló durante 9 horas […] Nunca hubo una oposición tan unida como la que hay en este momento en Venezual”.

10:15 HS. ROBERTO BARADEL – SECRETARIO GRAL. DE SUTEBA. No comenzarían las clases en la provincia de Buenos Aires.

En Provincia esta tarde en asamblea decidimos que va a pasar pero en principio no comenzaríamos las clases. La propuesta del Gobierno es insuficiente. Además se está planteando la eliminación del tope de asignaciones familiares que es fundamental porque el 50% de los docentes no cobra salario familiar (…) Nosotros estamos pidiendo el 29% de aumento que son 3100 pesos. El Gobierno está ofreciendo el 16% en marzo y llegan al 20% en junio, además de las asignaciones […] Nosotros venimos reclamando desde noviembre. Hace dos años que venimos diciendo que no pueden convocar a último momento. Este año nos convocaron la semana pasada y esta semana hicieron una sola propuesta […] A nivel nacional estamos facultando a los congresales de CTERA a que lleve adelante las medidas que correspondan para un acuerdo en paritaria nacional, y que el gobierno mejore la propuesta.”

Contrapunto: Programa del 23/Feb/2012

Hoy el programa lo dedicamos casi en su totalidad a la tragedia de Once, donde murieron 50 personas y 706 resultaron heridas.

Arrancamos con un comentario sobre la tragedia y las responsabilidades sobre lo que ocurrió que podrás escuchar al inicio del programa.

El ex diputado Héctor Polino, director de la ONG Consumidores Libres, declaró que: “No basta con decretar el duelo nacional ni suspender el carnaval” y agregó que “hay suficientes causales como para rescindir el contrato con TBA”.

Más tarde, el titular de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, se refirió a la auditoría que ese organismo realizó en TBA en el año 2008: “Las causales de incumplimiento que detectamos autorizan al Estado a rescindir el contrato. En el 2008 el estado de los trenes era lamentable, había una ausencia total de medidas de seguridad. El Estado tiene que controlar con mayor vigor y severidad”, declaró Despouy.

Contrapunto se emite de lunes a viernes a partir de las 9 de la mañana por FM Identidad 92.1.

Contrapunto: programa del 22/Feb/2012

Hoy en Contrapunto hablamos con Santiago Montoya sobre la relación de Daniel Scioli con Gabriel Mariotto. El Presidente del Grupo Bapro dijo: Scioli está muy conforme con la política de seguridad y su relación con la Presidenta es impecable . Existe una diferencia de estilo entre Scioli y Mariotto que no se puede negar. Scioli no está en otra vereda política porque juegue un partido de fútbol o se reúna con un dirigente sindical”.

El delegado sindical de la línea sarmiento, Edgardo Reynoso, se refirió al choque de trenes en la estación Once: “No había frenos y el tren se llevó por delante el paragolpes. Acá no hay falla humana esto es desidia de la empresa y falta de control de la CNRT”.

Por su parte, Sergio Romero, Secretario General de la Unión de Docentes Argentinos, se refirió a la negociación de la paritaria docente con el Ministerio de Educación: “Tal vez hoy podamos cerrar la paritaria tenemos la mejor predisposición el gobierno ofrece $2800 y pedimos 3000, pero la pelota está del lado del ministerio” Además, habló sobre la negociación en la Ciudad: “La negociación en la Ciudad está más complicada”.

El diputado Federico Pinedo se refirió al tema Malvinas declarado que “si el gobierno hace un uso interno de la cuestión es peligroso”. Además, ser refirió al documento que un grupo de políticos, intelectuales, periodistas y juristas presentará hoy: “Respetar los deseos de los isleños es lo mismo que sostienen los ingleses”.