Category Archives: Caso Ciccone

CASO CICCONE: RAFECAS AFUERA

28557Refecas-1El juez Daniel Rafecas fue apartado de la causa donde se lo investiga al Vicepresidente Amado Boudou, por el supuesto delito de tráfico de influencias en el caso Ciccone.

La Sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal lo decidió así en el incidente por recusación iniciado por el abogado de José María Núñez Carmona, amigo y socio de Boudou. Debe ser la primera vez en la historia del Derecho que un juez es denunciado por un abogado que, supuestamente, intentaba ayudar a su cliente.

“Contrariamente al lugar secundario que el Dr. Rafecas asigna a las conversaciones mantenidas a través del sistema WhatsApp y también, aparentemente, en su juzgado, su contenido revela más que un simple intercambio de opiniones con un extraño a la causa”, sostiene la resolución de once páginas.

La Cámara sostiene en su fallo que en el intercambio de mensajes “puede leerse que el juez le transmitía cuanto menos su opinión autorizada” al abogado de Núñez Carmona, Danozzo Iturraspe con quien el mismo juez admitió que lo unía varios años de amistad.

REPOSO: ESTAS NOMINADO

reposo(15/Abr/2012) Una vieja ley no escrita muy usada en el peronismo sostiene que “el que saca no pone”. Carlos Menem y Néstor Kirchner la respetaron a rajatabla. Los viejos conocedores del peronismo, explican que se busca mantener un equilibrio de fuerzas evitando que se genere una acumulación de poder que podría tornarse peligrosa si quien saca a funcionario luego elige a su reemplazante.

Amado Boudou fue el primero en décadas en conseguir quebrarla. La denuncia contra el Estudio Righi forzó la renuncia del Procurador General de la Nación y Cristina Fernández de Kirchner nominó en su lugar a Daniel Reposo, el actual titular de la Sigen que llegó a ese cargo en el 2009, gracias a su buena relación con el vicepresidente que con quien se desempeñó como gerente general del Anses.

Paradojas.

La movida de Reposo por Righi encierra dos paradojas. La primera es que un gobierno que reivindica la gestión de Héctor J. Cámpora como un emblema de lo nacional y popular, prácticamente echa a quien fuera ministro y símbolo de esa administración; gracias al discurso inusualmente progresista para la época que dio frente a la Policía Federal. Pero lo más insólito es que su renuncia fue provocada por un ex militante de la UCeDé. Una cuestión que para muchos peronistas piensen que Boudou es una especie de reencarnación de María Julia Alsogaray o de Adelina Dalessio de Viola.

BOUDOU: UNA DENUNCIA Y MUCHAS DUDAS

20120407183724_gabbi-7-4-12En su caótica conferencia de prensa, Amado Boudou hizo denuncias a diestra y siniestra. Embistió contra el estudio jurídico de Esteban “Bebe” Righi, Procurador General de la Nación, es decir el jefe de los fiscales y por lo tanto el superior del fiscal Carlos Rívolo, quien le pidió al juez Daniel Rafecas allanar el departamento propiedad del vicepresidente. Tal vez, en ello deba explicarse la embestida al ex Ministro del Interior de la efímera presidencia de Héctor J. Cámpora. Cargó contra el juez Daniel Rafecas, el fiscal, Héctor Magnetto, los periodistas a los que había convocado para que lo escuchen en su catártico monólogo. Además, Mauricio Macri, Hermes Binner y Daniel Scioli fueron otros blancos de la arremetida del vicepresidente. A los tres,  los relacionó con contrataciones directas a favor de la firma Boldt; que se ha convertido en el principal blanco de sus acusaciones. En ellas fue que incluyó sorpresivamente, aunque la embestida contra Righi también lo fue, al presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi; que aspira a un nuevo mandato al frente de esa institución.

Amado Boudou lanzó sin anestesia que Gabbi había concurrido en dos ocasiones a su despacho del quinto piso del Ministerio de Economía en el mes de marzo del año pasado, el 3 y el 11 respectivamente. El vicepresidente explicó el motivo del encuentro: “Me dijo que el señor Tabanelli me iba a destruir, pero que le podía poner un número, que él se iba a encontrar con Tabanelli en Punta del Este y le podía entregar un número. Yo les dije que estas cuestiones de mafiosos las arreglaran en otro lado”. La saga revelada por Boudou siguió así: “El 11 de marzo de 2011 vino a verme otra vez; yo le dije que ni quería escucharlo ”.

MONOLOGO DE UN HOMBRE SOLO

boudou(5/4/2012) El vicepresidente Amado Boudou ensayó un extenso monólogo como respuesta al allanamiento ordenado por el juez Daniel Rafecas a un departamento de su propiedad que lo tiene alquilado a Fabián Carosso Donatiello. Allí, la policía encontró un recibo de expensas del agosto del año pasado pagado por Alejandro Vanderbroele, el actual hombre fuerte de la ex Ciccone.

El vicepresidente no ahorró calificativos hacia el juez, a quien acusó de tener “una agencia de noticias para los medios más poderosos”. Además, dijo que “es un brutal ataque a las instituciones”. Acusó al CEO del Grupo Clarín de ser un o de los principales referentes de las mafias del país y lo caracterizó como el El Padrino que está detrás de las acusaciones en su contra.”No llevé adelante ninguna acción para favorecer a la empresa Ciccone. Lo único que hice fue remitir una nota en la que contesté que es política de nuestro gobierno cuidar las fuentes de trabajo”, se defendió Boudou contra la principal acusación que pesa en su contra y se relaciona con la recomendación que hiciera a la AFIP para que el organismo le concediera a la ex Ciccone una moratoria extraordinaria.

PERIODISTAS TRABAJANDO

(31/03/12) Un grupo de periodistas, entre los que me encuentro, decidió reclamarle al Jefe de Gabinete Juan Abal Medina que el gobierno brinde conferencias de prensa verdaderas. Algo que no es ni más ni menos que los funcionarios, Crisitina Fernández de Kirchner incluida respondan preguntan y puedan repreguntar. Nada del otro mundo en cualquier país democrático y civilizado, pero algo que en la Argentina de estos tiempos tiempos parece imposible. A este reclamo, que puede leerse más abajo, Abal Medina respondió que algunos “endiosan determinado tipo de metodología simplemente para molestar”. No, no se trata de molestar aquello que mueve a un periodista a hacer preguntas que muchas veces resultar incómodas; pero sí de cuestionar que no es ni más ni menos de la misión del periodismo en cualquier parte del mundo. Eso es todo.

EL GOBIERNO SE QUEDO SIN POLITICA

Fernndez_de_Kirchner_Cristina_62El segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner acaba de cumplir cien días pero ya ha sufrido un desgaste de tal magnitud que parecen ser bastante más. Claramente, el principal problema que enfrenta es el escándalo que lo tiene como protagonista al vicepresidente Amado Boudou y el affaire que lo involucra con la quebrada Ciccone. La Presidenta ha ordenado protegerlo para evitar pagar el costo político de elegir a un compañero de fórmula que venía “flojo de papeles”. La demostración de esto es que en cada acto Cristina Fernández lo sienta a su lado para hacer ver que, a pesar de las novedades que se conocen día tras día y dejan a Boudou cada vez más contra las cuerdas, ella lo apoya y por el momento no le va a soltar la mano. Es un mensaje hacia afuera, pero principalmente hacia las entrañas del kirchnerismo donde el vice se está convirtiendo en una figura cada vez más incómoda. Pero la gran pregunta es hasta cuándo la Presidenta mantendrá su cerco de protección sobre él. Por el momento esa pregunta todavía no tiene una respuesta, aunque muchos afirman que si el juez decidiera citarlo a declaración indagatoria ese podría ser el fin del efímero estrellato de Amado Boudou. El viejo axioma del peronismo que acompaña a sus dirigentes hasta la puerta del cementerio pero jamás la atraviesa, es probable que cada día repiquetee con mayor fuerza en la mente el vicepresidente. La oposición, salvo por la honrosa excepción de Margarita Stolbizer, se ha convertido en una espectadora de este escándalo. No aportó elementos que nutran la instrucción que lleva adelante el juez Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo. La información la está aportando el periodismo y la misma investigación judicial que hasta el momento avanza sin tropiezos, una situación muy distinta a lo que ocurre puertas adentro del despacho del juez Claudio Bonadío que investiga la causa de la Masacre de Once. Bonadío tiene grandes diferencias con el fiscal Ariel Delgado y la relación entre ambos es muy mala. Mientras Bonadío parece encausar la investigación como una tragedia que pareciera ser producto de la fatalidad, la visión de Delgado es mucho más amplia. Su planteo es llevar adelante una investigación integral que abarquen el reparto de los millonarios subsidios que recibieron los hermanos Cirigliano y la ruta de ese dinero. Ni más ni menos a dónde fueron a parar los millones y millones que desembolsó el Estado para supuestamente revivir un sistema ferroviario horrendo.