La grieta que la muerte de Nisman nos legó

Cinco años atrás aparecía muerto en su departamento de Puerto Madero el fiscal Alberto Nisman, que días atrás había acusado a Cristina Fernández de Kirchner de encubrir a los acusados del atentando terrorista contra la AMIA. La muerte de Nisman provocó, sin dudas, la grieta más profunda entre los argentinos. Los afirman que fue un claro caso de suicidio y los que no dudan en sostener que se trató de un claro asesinato o inducción al suicidio. En la causa hay dos pericias que dicen cosas contradictorias. Lo único incontrastable es que Nisman está muerto.

En este podcast comparto algunas reflexiones sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, adelantando que -a diferencia de muchos- no sé si se mató o lo mataron. La única realidad es que Nisman está muerto y las dudas siguen en pie.

Se Sociable, Compartilo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.