Calu Rivero no es Muhammed Alí



Muhammed Alí

El 19 de Julio de 1996, en Atlanta, capital del estado norteamericano de Georgia, un tembloroso Muhammed Alí con evidentes rastros del devastador Parkinson encendió la antorcha olímpica. Los norteamericanos y el mundo quedaron maravillados con el sacrificio de ese hombre luchando contra su enfermedad en vivo y en directo. Además, Alí pertenecía a esa elite de deportistas ganadores de una medalla de oro. Había ocurrido en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960. El boxeador más grande y polémico de todos los tiempos no solo fue un ejemplo como deportista, sino que fuera del ring su compromiso con los derechos civiles y la paz fue enorme. El mundo quedó maravillado al ver a ese hombre, que recordaba como un bailarín mortal, hacer un esfuerzo sobrehumano para lidiar con el fuego olímpico y mantener a raya a su enfermedad por algunos minutos.

En la otra esquina está Calu Rivero, que es DJ y actriz. ¿Algo más? Sí. Es más linda que Muhammed Alí. Fue la elegida como representante de la Argentina para recorrer los 200 metros con la antorcha olímpica y entregársela a un “youtuber” brasileño. Parece una nítida radiografía del estado del Mercosur y del extravío de la Argentina y el Brasil. La decisión estuvo a cargo del Comité Organizador de Río 2016 que, a través de su cuenta oficial en Twitter, explicó que “invitó a Calu Rivero con el fin de conectar un público más joven con los primeros Juegos de Sudamérica”. Al parecer habría sido importante en la elección el hecho que la actriz tiene muchos seguidores en las redes sociales. Un parámetro que puede resultar un poco problemático, si tenemos en cuenta que por ejemplo Cristina Fernández de Kirchner tiene 4,5 millones de seguidores en Twitter frente a los “escasos” 1,9 millones de Calu. Lo que no está tan claro es el estado físico de la ex presidente para cubrir los 200 metros que debió recorrer Rivero para darle el fuego olímpico al youtuber. Es la demostración de la decadencia de la región.

En su cuenta de Twitter Calu aportó las imágenes de varias personalidades, que al igual que ella, llevaron la antorcha olímpica. En el álbum de la DJ / actriz local pueden verse a Tom Cruise, Ellen DeGeneres, Goldie Hawn, David Bekham y hasta Donald Trump; que como Calu también se animaron y dijeron presente en otras ediciones de los juegos. La autoestima es lo último que se pierde.

Se equivocó el que decidió que fuera ella y se equivocó ella también al aceptar. Es generalizada la opinión de los deportistas y de la gente que está ocupando el lugar de otro. En un punto demuestra el grado de frivolización que asola por estos días la Argentina y Brasil. Es probable que no sea casual que los dos países estén cruzados por escándalos de corrupción y pobreza estructural, que es consecuencia una de la otra. Todo da lo mismo por estas latitudes. Sin embargo, hay algo positivo que es la reacción de la gente que se indignó porque se dio cuenta que la actriz fue parte de algo que no le correspondía. Ya que las redes sociales son tan importantes para los organizadores, al punto de despreciar a los deportistas, es revelador ver las encuestas que circulan en Twitter. Todas demuestran la indignación por la mala elección. El Comité Organizador de Río 2016 y Calu Rivero deben pedirle disculpas a los deportistas primero, las únicas estrellas de cualquier Juego Olímpico y a la gente después. Si querían una personalidad para atraer a los jóvenes podrían haber elegido a Yohana Fucks, una maestra entrerriana que se hizo famosa por escribirle una carta a Lionel Messi en su cuenta de Facebook. Entre las cosas que contó en los medios, Fucks reveló que compra tizas, que hace dedo todos los días para llegar desde Viale, el pueblo de 10.000 habitantes donde vive, hasta Paraná donde da clases y que gana en blanco menos de $ 4.000 mensuales. Pero no debe tener tantos seguidores como Calu Rivero.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

2 Responses to Calu Rivero no es Muhammed Alí

  1. Benjamin dice:

    He tenido la suerte de conocer a más de un atleta de alto rendimiento, saber de sus sacrificios y esfuerzos. Las horas que han dedicado a perfeccionar su disciplina, con el solo objetivo de lograr el éxito, en representación de nuestro país. Los obstáculos que día tras día deben superar, tanto emocional como económicamente. Son estas cosas las que generan decepción al ver estas noticias, al desvalorizar tanto sacrificio, hecho siempre por amor y no por plata o seguidores.

  2. Maria del Carmen Ratti dice:

    Excelente! Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *