• Nisman: La Víctima 86

    El fiscal Alberto Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero. La flamante historia oficial dice que se suicidó y los voceros del gobierno junto con el sistema paraestatal de medios no dudaron tomar ese camino, haciendo hincapié que la puerta del departamento estaba cerrada por dentro y que era custodiado por diez policías. Les faltó decir que el caso estaba completamente esclarecido. La tesis del gobierno se completaría con que Nisman tomó la decisión del suicidio porque no podría mantener sus acusaciones frente a los legisladores, que a juicio de la diputada Diana Conti iban a salir “con los tapones de punta”. La tesis es perversa pero es…