MAS DUDAS QUE CERTEZAS



moreno_guillermo_2

El nuevo congelamiento de precios ideado por Guillermo Moreno está en el centro de varias polémicas. La primera surgió del anuncio que hizo la misma Cristina Fernánbdez de Kirchner que grupos de militantes saldrían a controlar los precios de un acuerdo que, todo hace pensar que sería verbal ya que no hay nada por escrito. La otra cuestión que despertó no pocas críticas fue directamente el criterio utilizado para seleccionar los 500 productos cuyo se congelarán.

El ex diputado Héctor Polino, fundador de la ONG Consumidores Libres, declaró en Contrapunto (FM Identidad 92.1) que “es un disparate” que el control de precios sea llevado a cabo por militantes y agregó que “estos acuerdos son verbales y que no se dan a conocer los precios de referencia”. Además, Polino también criticó la elección de los productos que formarán parte de la canasta congelada: “Los productos no son de uso cotidiano, no hacen a  la canasta básica de alimentos y no reúnen la cantidad de productos necesarios para que los consumidores puedan reunir la cantidad de calorías y proteínas mínimas necesarias en una dieta diaria”.

Las principales críticas del ex diputado se centran en que, por ejemplo, en la lista que fue difundida por Página 12 hay varias presentaciones de palitos salados y no hay pescado y sólo hay dos frutas. No parecen ser palitos salados ser un producto básico para que una familia se alimente.

Por su parte, Juan “Vasco” Martínez, Director Ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), tiene una peculiar e inconsistente explicación. Afirma que como las ventas de pescados, frutas y verduras en las grandes cadenas de supermercados tienen una participación marginal por esa razón no se las incluyó. Una regla extraña que el representante de los supermercados se negó a profundizar cuando se le preguntó, entonces, si la venta de palitos salados en los supermercados eran mayores. Martínez se negó a responder y sostuvo que prefería explicar las virtudes del acuerdo como que había varias presentaciones de aceite. Una respuesta que no tiene nada que ver con las inconsistencias enormes que tiene el polémico acuerdo de precios. Incómodo Vasco Martínez dijo que se trataba de interrogatorio que no era propio y se negó a seguir respondiendo las preguntas.

Es obvio que por la reacción que tuvo el representante de los supermercados el acuerdo entre las grandes cadenas y Guillermo Moreno adolece de varios puntos oscuros. Primero que no se haya celebrado por escrito, que hasta el día de hoy no se conozcan los precios congelados –digamos que es un requisito básico-, que hayan dejado afuera productos esenciales en el consumo de una familia y que la regla para decidir si congelar o no un producto pase por la incidencia en las ventas que ese producto tiene en el supermercado. Si fuera así, entonces podría darse la paradoja que si el champagne se vende muchos en los supermercados habría que congelar su precio. No tiene sentido.

Vasco Martínez como Ricardo Forster se sienten agredidos cuando simples preguntas ponen al descubierto sus inconsistencias y contradicciones. Claro, pero en vez de reconocer sus errores, la culpa es de los periodistas que preguntamos.

Escuchá la entrevista a Juan “Vasco” Martínez, representante de los supermercadistas (Contrapunto FM Identidad 92.1)

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *