#8N: UNIDOS Y ORGANIZADOS



8N

Hay varias conclusiones que dejó el #8N. En primer lugar es que la gente no tiene miedo y que el modelo no incluye a todos. Probablemente, por esto un manifestante llevaba un cartel que decía: No soy golpista, soy golpeado. Es cierto que, al menos en la convocatoria en el Obelisco, en su mayoría los concurrentes pertenecían a la clase media acomodada; lo cual es lógico porque el gobierno se ha ensañado con ese sector de la sociedad y en política las reacciones son inexorables. Sin embargo, las consignas no eran clasistas como quieren hacer creer los voceros oficiales, ni tampoco -salvo por el reclamo contra la inflación que afecta a toda la sociedad- los ejes de la marcha se centraron en cuestiones económicas.

El #8N fue la primera concentración masiva en América Latina donde las redes sociales tuvieron un rol fundamental en la convocatoria. Así, el cyber ejército de blogueros y twitteros rentados por el gobierno perdió su hegemonía. Pero también quedó confirmado que el kirchnerismo ya dejó de ser el dueño absoluto de la calle. Ese control hegemónico que a Néstor Kirchner tanto le preocupaba conservar dejó de serlo. Pero además con un agravante, que ahora lo tiene que compartir con miles de personas que no están encolumnadas  dentro de ninguna estructura tradicional, y que por lo tanto, no se la puede esmerilar con las herramientas clásicas de la política. En este caso la billetera no funciona, ni los escarches tampoco porque son anónimos aunque ello no significa que no estén unidos y organizados. Claro, pero se trata de otro tipo de organización que desconcierta al gobierno porque rompe con las estructuras clásicas como partidos políticos o sindicatos.

El #8N también asestó un fuertísimo golpe al proyecto de reforma constitucional que habilite a Cristina Fernández a un tercer periodo de gobierno. No significa que la iniciativa esté definitivamente archivada, pero después de las declaraciones de Senadores y Diputados opositores y la gente manifestándose en contra, el gobierno tendría que hacer una elección sobresaliente para llevarla a cabo. Hoy es un escenario muy difícil de imaginar.

Si bien el principal destinatario del #8N fue el gobierno también implica cierta crítica a la oposición. Es claro que la gente que salió a manifestar está cansada del autismo del kirchnerismo y su falta de gestión para resolver los problemas que aquejan a toda la sociedad. Pero no es menos cierto, que ninguna de las expresiones de la oposición ha sido capaz de contener ese descontento ofreciendo un proyecto sólido de alternativa de poder. La oposición tampoco explica qué recetas tiene para bajar la inflación o combatir la inseguridad que va en aumento. Muchos de sus dirigentes parecen más analistas de la realidad que dirigentes preparados para resolver problemas. Ellos también tienen la obligación de contener el descontento que hizo que se movilicen más de un millón de personas en todo el país.

Es cierto que la marcha del 13 de septiembre tomó por sorpresa al gobierno, a los políticos y a los medios en general. Pero el efecto en el gobierno del #8N es peor aún por la propia morfología de la convocatoria. El kirchnerismo siempre ha sido muy hábil para identificar enemigos, pero para hacerlo es necesario recortarlos del resto de la sociedad porque sólo así se lo puede estigmatizar. Eso fue lo ocurrió en la lucha por la 125 y también lo que sucede ahora con la embestida contra el Grupo Clarín, pero es imposible hacerlo contra miles de personas que se organizan alrededor de consignas claras y concretas pero no responden a un liderazgo y le exigen al gobierno que cambie su agenda. Por eso el relato remanido y desgastado del kirchnerismo deja de ser eficaz y se convierte en un puñado de frases sin sentido. Así, los voceros de siempre terminan haciendo el ridículo y balbucean incongruencias detrás de los hechos.

Nadie pidió que Cristina Fernández deje de ser Presidente sino que resuelva los problemas que ni siquiera identifica como tales. ¿Cambiará el gobierno después del #8N? La respuesta al interrogante parece ser sencilla: No. La Presidente cree que fue un desafío a su poder y va a contestar como hace siempre: doblando la apuesta. En el ADN del kirchnerismo admitir que el otro puede tener razón implica una derrota. La única lógica es la profundización del modelo, aunque ello en la actualidad sea una entelequia cada vez más complicada de entender. Los más probable es que Cristina Fernández se cierre aún más profundizando su aislamiento de la realidad como también es probable que haya otro #8N.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

6 Responses to #8N: UNIDOS Y ORGANIZADOS

  1. Bachy dice:

    Brillante!!! Martin como siempre, tenés varias virtudes, las principales para mí criterio de realidad y sentido comun, ambas escasas en estos tiempos.

  2. CARLOS dice:

    cada vez que te leo en el mail, doy gracias que aun estes del otro lado, como bien decia ese cartel no somos golpistas, somos golpeados!golpeados por la inflación , por la inseguridad, por la justicia secuestrada en un próstibulo,por las estadisticas falsas,por la Constitución secuestrada en algún baño de la casa rosada, por el paco de kanibal y la blanca de moreno, por los insultos de delia,y los exhabruptos de hebe,por la soberbia de una ignorante al frente del gobierno y la sonrisa cmplce de sus secuaces presentes en el discurso´, por la corrupcion generalizada e impune.

  3. Ebe García dice:

    Tu artículo excepcional!!!!! Vivo en Vicente López y estuve en la “quinta presidencial”. Fue realmente emocionante ver familias enteras, adolescentes, gente mayor, mamás con sus cochecitos, personas discapacitadas, en fin una cantidad de gente como nunca había visto antes en otras ocasiones. Todo en orden y muchísimo respeto. Con consignas puntuales, coincidentes con las que se realizaron en todo el país. Realmente me emociono muchísimo, más aún cuando se cantó el Himno Nacional. Fue un día INOLVIDABLE!!!!!!

  4. Graciana dice:

    Gracias, Martín, por tu análisis. Siempre sensato y coherente. Te sigo en la radio siempre que puedo. El relato vacío me parece que ni ellos (o muchos de ellos) se lo creen. Es inverosímil. La realidad lo desmiente a cada minuto. Que sigan hablando, mejor para los que no estamos de acuerdo con ellos. Se siguen echando tierra encima cada vez que abren la boca. El fruto maduro cae por su propio peso…. Aparece alguna luz de esperanza… hay que seguir esperando y manifesando, diciendo, mostrando que no tenemos miedo. Para miedo, ya pasamos muchas

  5. Roberto MRI dice:

    Hola! Es la primera vez que leo este blog.Hace tiempo que analizo lo que pasa en la Argentina, y desde hace tiempo, se que El gobierno duplicara la apuesta,y, personalmente, pienso que si seguimos por el mismo camino de la protesta pacifica, no vamos a conseguir nada mas que decepciones.Yo creo que habria que pensar en que asi, llegaremos al 2015 con una Argentina deshecha, porque veo un odio, tan profundo en estos montoneros, que quieren revivir un pasado al que nadie tiene acceso. Lo que paso, paso, y debemos seguir como sigue la vida. Esta negacion a los derechos ciudadanos es insostenible, y debe ser detenida. Un saludo a todos

  6. Luis dice:

    Muy interesantes tus notas y tu programa de radio Martín.
    Encontre una crítica muy interesante sobre la película de Kirchner,tema que abordaste hoy en tu programa con muy buen criterio.

    http://www.leercine.com.ar/nota.asp?id=394

    Espero que el punto de vista de García te agregue otra mirada para tu análisis.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *