• ESPAÑA NO CONFIA EN LA ARGENTINA

    El escándalo por la llegada del avión cargado con 944 kilos de cocaína al aeropuerto de El Prat, Barcelona, procedente de Buenos Aires y tripulado por los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá y Matías Miret,  se está convirtiendo en un escándalo con ramificaciones aún difícil de pronosticar. El hecho deja muy mal parada a la Argentina, que puede quedar en una posición peor frente a España si efectivamente se comprueba que la cocaína fue embarcada en Buenos Aires; como parece indicar la hipótesis más sólida de la investigación. Sin embargo, más allá de lo que ésta arroje y de las responsabilidades que en virtud de ella se deslinde, lo cierto…