PERRO FEROZ



hv1 En su habitual columna de los domingos en el diario Página 12, Horacio Verbitsky publicó “El Mago de la Picana” donde desnuda los macabros antecedentes del coronel Luis Alberto Sarmiento; padre de la jueza María José Sarmiento.

El primer párrafo del artículo dice: “El padre de la jueza que suspendió la aplicación de los decretos de necesidad y urgencia que crearon el Fondo del Bicentenario y removieron al presidente del Banco Central es el coronel de Inteligencia del Ejército Luis Alberto Sarmiento, a quien dos policías rosarinos señalaron como el responsable de las torturas hasta la muerte del estudiante Angel Enrique Brandazza, Tacuarita, secuestrado en la semana del regreso de Perón a la Argentina, el primero en la lista de la CONADEP. Durante la última dictadura Sarmiento fue jefe de Inteligencia y ministro de gobierno en Misiones, donde el fiscal general pidió hace ya cuatro años su procesamiento por participar en crímenes de lesa humanidad. La lentitud del proceso hizo que aún no haya sido llamado a indagatoria. Poco conocido fuera del Ejército hasta que su hija saltó a la fama, fue uno de los principales jefes operativos de la represión durante la dictadura de Onganía-Lanusse, y continuó incluso después de su retiro durante la de Videla-Viola-Galtieri-Bignone. El parentesco no es causal de recusación en un proceso de enorme importancia para el gobierno que impulsó el enjuiciamiento de aquellos crímenes, pero ayuda a entender el insólito comportamiento de la jueza María José Sarmiento, cuyo fallo instantáneo fue anunciado con exactitud horas antes por el diario La Nación y que ha puesto todo tipo de trabas a la apelación oficial”.

Es difícil dilucidar qué relación existe entre las decisiones tomadas por la jueza Sarmiento en relación con los polémicos DNU vinculados a la crisis desatada por el control del Banco Central y el Fondo del Bicentenario; y los frondosos antecedentes de su padre publicados por Horacio Verbitsky. Sin embargo, puede sospecharse que el objetivo sería que las razones que motivaron a la jueza para fallar como lo hizo, deben buscarse en un ideología en línea con los personeros de la dictadura responsables de crímenes de lesa humanidad. Esta especulación surge de la frase publicada por el periodista donde afirma que si bien “el parentesco no es causal de recusación”, conocer los antecedentes de su padre “ayuda a entender el insólito comportamiento de la jueza”. Desafortunadamente, a lo largo de su artículo el periodista no fundamenta esta afirmación y aunque admite que no es causal de recusación, la nota da la sensación de pretender invalidar los fallos de la magistrada a causa de los antecedentes de su padre.

A lo largo del artículo no hay el más mínimo cuestionamiento jurídico a los fallos de la jueza Sarmiento, todo se refiere a su padre que, convengamos, no tiene antecedentes para que su hija se enorgullezca. Ahora bien, por más escabroso que sea el prontuario del coronel Sarmiento, no tiene nada que ver con las decisiones que tome su hija como jueza. En todo caso, la magistrada debe ser cuestionada por sus fallos; pero buscar en los antecedentes de su padre, por más macabros que estos sean, no parece ser una práctica democrática. Se asemeja con lo que se conoce como responsabilidad vicaria, que implica que alguien cargue con las consecuencias de la conducta de un tercero. El instituto deriva del Derecho Romano y se utiliza en la actualidad en materia civil, por ejemplo cuando un asegurado choca su auto quien paga es la compañía de seguros. Pero en materia penal la responsabilidad vicaria ha sido desechada, porque viola los principios del estado de derecho y sólo los regímenes totalitarios como el nazismo y la dictadura argentina la ha aplicado.

En la década del 90 la jueza Sarmiento era hija del mismo coronel pero falló en contra del rebalanceo de las tarifas telefónicas. ¿Las motivaciones de ese fallo también hay que buscarlas en los antecedentes de su padre? En el año 2004 su juzgado, el Contencioso Administrativo Federal Número 11, ganó el Premio a la Excelencia Judicial que otorgan las ONG Fores e Idea. El galardón le fue otorgado por la capacidad que mostró su juzgado para resolver la cantidad de recursos de amparo que recibió como consecuencia del corralito que había implementado Domingo Cavallo. ¿En este caso también es importante conocer los antecedentes del coronel Sarmiento para explicar la eficiencia del juzgado de su hija? ¿Habrán influido los antecedentes de Sarmiento padre como para que Fores e Idea la premiaran? Las preguntas son irónicas, pero formularlas sirve para tensar el argumento de Verbitsky y pronto se llega a la conclusión que no se llega a nada.

No se conoce que la jueza Sarmiento sea la versión jurídica de Cecilia Pando, ni tampoco que sus fallos hayan sido motivados por la ideología de su padre, cuyos actos ya deberían estar resueltos por la justicia. La jueza debe ser cuestionada por sus fallos o su conducta y en todo caso deberá afrontar un jury de enjuiciamiento; pero no corresponde achacarle responsabilidades por las acciones de su padre por eso la nota de Verbitsky es injusta. Tal vez, será ella quien deba resolverlas con su padre o con su terapeuta. Salvando las distancias, que son muchas: ¿Verbitsky no utiliza un mecanismo de razonamiento parecido al de los represores cuando detenían, torturaban y asesinaban a una persona por el sólo hecho de figurar en la agenda de otro? Conociendo los antecedentes del colega es obvio que no y una afirmación en ese sentido sería tan injusta como la que él ensaya en su nota, más bien parece advertirse que su análisis está influenciado por la dinámica kirchnerista de encontrar una conspiración a la vuelta de cada esquina.

La descalificación hecha por Verbitsky a la jueza Sarmiento también parece admitir indirectamente que sus fallos no serían atacables desde el Derecho, sino que hay que apelar a los macabros antecedentes de su padre para descalificarla a ella.

La paradoja es que la jueza afirmó días atrás, sentirse intimidada por la aparición de un patrullero de la policía en la puerta de su casa cuando no había solicitado custodia. Quien sabe, tal vez lo mandó algún nostálgico.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One Response to PERRO FEROZ

  1. juan dice:

    Hola Martín, me gusto mucho este posteo, la sola idea de pretender, por caracter transitivo de padre a hijo, pasar las culpas y las acciones de aquellos es, por lo menos, “tirada de los pelos”, para llamarlo de una manera suave. la teoría esgrimida por Verbistky, es la muestra de como se ha manejado el aparato kirchnerista en sus 15 años de existencia, si no se puede por la razón se hace por la fuerza, en algunos casos y en otros en destrozar al “enemigo” a como de lugar, aún utilizando los métodos que tanto criticó el propio gobierno y el propio Verbitzky.es dificil creer que cuando una acción es utilizada en mi contra, es facista, autoritaria,pero cuando yo las utilizo, son válidas y dentro del marco de la ley. es irónico además,que las graves insinuaciones que le produjo a la jueza, bien podrían ser aplicadas por ejemplo, al vice jefe de ministros, de apellido Vaca Narvaja, hijo del N°2 de Montoneros, tal vez así, y aplicando la misma lógica, se expliquen las acciones que lleva adelante el gobierno, que muchas veces se chocan con la constitución y ademas se ponen a kms de distancia de la gente común y ni hablar de las propias acciones pasadas del periodista en sus años mozos. un abrazo, juan de martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *