DE BUITRES, RATAS Y LOS DESTITUYENTES DE SIEMPRE



buitre-negro En las últimas 48 horas la Presidenta se convirtió en el vocero de su propio gobierno en cuanto a la crisis que enfrenta al Ejecutivo con el presidente del Banco Central, Martin Redrado. Así, Cristina Fernández de Kirchner desgranó opiniones, chicanas y reflexiones que en muchos parecieron más propias de una reunión de consorcio que expresiones pertenecientes a una estadista.

La lógica es la misma de siempre, aquellos que se oponen a los objetivos del gobierno representan a los fondos buitre, de la misma manera que durante el debate de la ley de medios, los que no coincidían con el proyecto oficial fueron tildados de defensores del Grupo Clarín. El arte de la estigmatización.

“¿Ustedes saben qué es un fondo buitre? Yo les voy a explicar. Vieron los buitres, esos pájaros de alas negras que comen carroña, que comen carne muerta. A estos fondos externos se los llama buitres, porque están esperando que los países caigan en desgracia, que no puedan pagar su deuda, que caigan en default como caímos nosotros en el 2001; van, compran esos títulos por monedas, por centavos y después pretenden que se les devuelva el valor nominal. Por eso se los llama fondos buitres, porque van sobre países al borde del abismo y de la muerte, como estuvimos en el año 2001”, ilustró la Presidenta en Lanús.

El día anterior se había referido a la jueza María José Sarmiento como “jueza delivery”: “¿qué se necesita de un ocupa? Se necesita de una suerte de jueza delivery. La jueza que va a la oposición, la verdad que tiene suerte la oposición de encontrar una jueza que le hace lugar a todos los pedidos. El día viernes, en 2 horas a la reposición de un funcionario que es facultad de la Presidenta el hacerlo, habilitando día y hora al otro, no en este caso al Estado nacional y colocándolo en indefensión. El día lunes, en lugar de un recurso de amparo, una medida de ordinarización del juicio más lenta, puede durar años; luego, sumarísimo…Es como una suerte de delibery en donde la oposición va, pide algo y se concede”. Aclaración: El ocupa no es otro que Redrado, a quien la diputada Diana Conti ya se encargó de nombrarlo representarte de los fondos buitre en la Argentina, junto con Julio Cobos, las consultores y ciertos abogados.

Cleto no estuvo ausente en el corazón de la Presidenta: “un Vicepresidente que hace cualquier cosa menos ser Vicepresidente y que yo creo que quiere ser presidente antes del año 2011 que, a ver, tiene derecho a ser candidato por el partido de la oposición, aunque no resulte ético, aunque no resulte constitucional ni institucional que el vicepresidente no cumpla con el rol que le marca la Constitución. Esta ante el incumplimiento del rol de un funcionario público que en este caso es el Vicepresidente de la Nación. Nunca se vio en la historia del país ni creo que en ninguna otra parte del mundo una historia como esta”. De esta manera, Cobos se convirtió en un destituyente acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, al que dicho sea de paso, es causal de juicio político y de una denuncia penal. Tal vez por eso el senador santacruceño Nicolás Fernández, haya anunciado que no le temblaría el pulso para pedir el juicio político del vicepresidente.

A estas expresiones de la señora Kirchner, se sumó una particular explicación sobre el rol que en esta crisis adoptaron los diarios Clarín y La Nación. “Casualmente, hoy nos enteremos que el juez Griessa, a quien nuestro Ministro de Economía creo que calificó de “embargador serial” porque esta debe ser la cuarta o quinta vez que ya embarga a la Argentina desde el año 2003 en adelante, había hecho un embargo. Curiosamente, ayer, otro diario, “Clarín”, publicaba “Un juez de Estados Unidos podría embargar las reservas del Central”. Esto fue escrito el día domingo y adentro está la foto del juez Griessa. Curioso, ¿no? Si uno quiere leer qué va a pasar con la justicia internacional, puede recurrir al diario “Clarín”; si quieren saber qué va a pasar con la justicia nacional o con algunos sectores de la justicia nacional, pueden recurrir al diario “La Nación”. Nosotros acompañamos ya pruebas ante la Cámara de prácticamente sentencia adelanta”.

Para que se entienda bien: Clarín maneja al juez norteamericano Thomas Griessa, alias el embargador serial, que embarga de inmediato cuando Héctor Magnetto se lo ordena. La Nación, por su parte, hace lo mismo con la jueza María José Sarmiento de acuerdo con la división de tareas de los dos diarios más importantes de la Argentina.

Es demasiado para un verano, si el gobierno empezó el año así en junio todo el mundo va e sufrir un pico de stress y Guillermo Moreno va a tener que regular el precio de los ansiolíticos.

La solución de este conflicto es sencilla, la Presidenta no tiene más que convocar a sesiones extraordinarias, que es una facultad del Ejecutivo igual que la de dictar Decretos de Necesidad y Urgencia. Es más, en la reunión de la comisión bicameral permanente que regula los DNU, el radicalismo le ofreció al oficialismo la salida política de la crisis pidiendo la convocatoria a extraordinarias y en envío de otro decreto. El gobierno rechazó la oferta de plano. Por eso, es el gobierno el que escala el conflicto y lo agrava; teme recibir una derrota en el Congreso y que este asunto se convierta en otra 125 pero la Presidenta no se percató que este crisis se está convirtiendo en algo mucho peor.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One Response to DE BUITRES, RATAS Y LOS DESTITUYENTES DE SIEMPRE

  1. Cristian dice:

    A veces es cómico ver cómo hace unos poquitos meses el oficialismo trataba de convencernos de que todo debía pasar por el congreso y resolverse en forma urgente, y ahora se niega a enviar al congreso un problema tan urgente que originó Decretos de Necesidad y Urgencia.

    Hace unos meses el gobierno trataba de convencer a la oposición para que se arrime a dialogar y parte de la oposición se negaba argumentando que se trataba de una mera sobreactuación del gobierno para con la mayoría que no lo votó, y que sus intereses no eran dialogar sobre los temas de fondo.
    Ahora la oposición invita al gobierno a dialogar y el gobierno se niega porque sabe que los intereses de la oposición también son otros: llevarlo a una derrota electoral, negarle los 6500 millones y condenarlo a un período difícil previo a las presidenciales.

    Afuera, bajo el cielo, lejos, lejos, esas personas: la gente.

    Saludos Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *