• BARRIONUEVO A FULL

    Luis Barrionuevo tuvo un viernes agitado. El gremio que dirige, el de los gastronómicos había decidido un paro el fin de semana largo, pero el ministerio de trabajo dictó la conciliación obligatoria por cinco días. “En marzo se vencieron los convenios que pactamos en marzo y nosotros no tenemos la suerte de ser subsidiados por la secretaría de transporte y por De Vido como sucede con otras organizaciones”, fue el primer disparo de Barrionuevo y tal vez el más liviano durante los quince minutos que duró la entrevista en Contrapunto. “Acá no hay paros políticos, tenemos que negociar permanentemente porque aumentó todo. Aumentó el costo de vida, el tren, el…