EL TEOREMA DE GABRIELA



Finalmente, Mauricio Macri logró convencer a Gabriela Michetti para que sea candidata a diputada nacional en las próximas elecciones. Por esta razón, y para diferenciarse de las candidaturas testimoniales que propone el kirchnerismo, la Vice Jefa de gobierno resolvió renunciar a su cargo a pesar que durante la campaña siempre había negado su salida de la función antes de tiempo. “Hoy he tomado la decisión de ir al Congreso, ir a pelear por estos temas porque de parte del Gobierno nacional sólo logramos obstáculos, trabas, piedras en el camino”, anunció desde la sede del gobierno de la Ciudad. Así, la flamante ex Vice Jefa disfrazó la orfandad de candidatos del PRO enarbolando la lucha por la autonomía de la Ciudad.

En este contexto es difícil entender cómo Michetti podrá defender mejor la autonomía porteña desde una banca en el Congreso, que siendo la segunda del gobierno de la Ciudad. No parece un argumento muy sólido. En la última edición de la revista Debate declaró que su decisión representaba un “dilema” que le provocaba cierta “angustia”: “Si decidimos que sea candidata, estoy lastimando el hecho de que lo mejor hubiera sido cumplir los cuatro años de mandato. Si decidiéramos que no tengo que ser candidata, correríamos el riesgo de que, a pesar de tener casi un 60 por ciento de apoyo en la gestión, no nos acompañen como esperamos porque la gente sigue votando personas. En los dos casos, se trata de una situación dilemática”, le dijo Michetti a Debate hace menos de una semana. En el extenso reportaje no hay una sola mención que el objetivo de su candidatura era ir al Congreso a pelear por aquellos temas que el gobierno nacional obstaculiza y pone piedras en el camino, que fueron los fundamentos que esgrimió la Vice Jefa para explicar su renuncia. Por eso, parece que en PRO primero se decidió su candidatura y luego se buscaron las explicaciones para anunciarla. La verdadera razón de Macri para lanzar al ruedo a Michetti, que en un principio resistió su candidatura, es perder en el distrito y ver cómo se esfuman sus posibilidades de ser candidato a presidente en el 2011. Hay que recordar que en las elecciones nacionales del 2007, a los pocos meses de haber ganado la Ciudad con casi el 60% de los votos, el PRO sólo pudo cosechar el 13,42 con la lista encabezada por Federico Pinedo. Fue un golpe muy duro luego de la resonante victoria que se había producido tres meses antes. Es obvio que Macri no puede repetir la experiencia y decidió sellar el distrito, y en este sentido, Gabriela Michetti es la mejor opción que tiene para hacerlo. Esta es la trama que se esconde en la postulación de la ex Vice Jefa de Gobierno. Por eso, la causa de la lucha por la autonomía de la Ciudad no tienen nada que ver con la razón de su candidatura; aunque una vez lograda su banca esto no obsta para que se encargue de estos temas en la Cámara de Diputados. Pero también es cierto que sin Michetti el triunfo del PRO estaría en riesgo y eso es algo que Mauricio Macri no puede permitir.

Gabriela Michetti enarboló la bandera de la nueva política, y como tantos otros, la arrió cuando las circunstancias políticas la convirtieron en un obstáculo. Es lo de siempre, el pragmatismo y la conveniencia electoral terminan imponiéndose a los valores que todos dicen defender. En eso somos todos peronistas. En definitiva, para Michetti y para Macri se impuso evitar el riesgo de perder fortaleza en la gestión a cumplir los cuatro años de mandato, que hasta hace una semana la ex Vice Jefa de Gobierno había declarado que era lo mejor.

Es cierto que decir que la decisión de Michetti es comparable a la de Daniel Scioli con su candidatura testimonial es una chicana que no tiene ningún sustento, porque ella asumirá su banca mientras que nadie piensa que el gobernador vaya a renunciar. No es lo mismo claramente, pero no por ello significa que no esté mal. En todo caso está menos mal, pero sigue estando mal. Fue la misma Gabriela Michetti quien admitió que ser candidata implicaba “romper una regla” que a su juicio creía “que hay que respetar”. Sin embargo, tanto las candidaturas testimoniales como la renuncia de Michetti tienen dos puntos en común; en ambos casos persiguen que sus agrupaciones políticas tengan mejores chances electorales en las próximas elecciones, y los dos representan al oficialismo en sus respectivos distritos. No es casualidad que el oficialismo porteño y bonaerense planteen estrategias de campaña para no perder poder, que después terminan siendo maquilladas con distintos argumentos. De esta manera, se comprueba una vez más que las banderas de la nueva política y del respeto por las instituciones sirven mientras se está en la oposición, pero cuando desde la perspectiva del oficialismo se convierten en obstáculos. Una vez más, el ya célebre Teorema de Baglini vuelve a comprobarse. Ayer, Gabriela Michetti se recibió de político. ¡Bienvenida!

El diputado Oscar Moscariello, presidente del bloque PRO, en Contrapunto

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

7 Responses to EL TEOREMA DE GABRIELA

  1. Eduardo dice:

    A quién le interese…
    Mauricio Macri es la punta de lanza del proyecto del grupo de empresas Macri para alcanzar el poder político de la nación. Para ahorrarse luego el pago de comisiones al político de turno, y transformar todo el país en el coto de caza privado para sus múltiples negocios. Esto está claro. Quien quiera oir, que oiga.
    Su camino tuvo y tiene mojones…
    Un “secuestro” para hacerse popular, luego, la presidencia de Boca Juniors, luego la intendencia de la Capital, etc… No hay plazos, sino objetivos.
    Si es cierto que los hinchas de Boca son la mitad mas uno, esto asegura -de movida- una buena cantidad de votos. Es como arrancar el partido ganando uno a cero. Luego se verá.
    Total, ya se sabe que este es un país generoso. Y la gente es tan ingenua, ¿verdad?
    Luego de esta breve e incompleta semblanza del PRO y su jefe, hay que decir que Gabriela Micchetti es mucho mas “macanuda y humana” que Mauricio, pero comparte 100% el proyecto de Macri SA.
    El mismo perro con distinto collar. Mas de lo mismo.
    En fin, como mi experiencia y la propia realidad lo indican… ningún político es confiable, motivo por el que sostengo que la única defensa para los ciudadanos de a pie, consiste en disponer de herramientas institucionales, que permitan elegir de la mejor manera a nuestros representantes políticos, y luego poder controlar sus gestiones. Y llegado el caso, revocar su mandato.
    Y que el poder máximo del estado lo detente un organismo colegiado, como el Congreso, Parlamento, o como quieran llamarlo. Para evitar los “caprichos” del presidente de turno.
    Resumiendo, insisto una vez mas en que debemos impulsar una reforma política basada en los siguientes puntos…
    1) Acabar con las listas sábana, para no continuar votando oscuros “combos”.
    2) Elección de diputados y senadores en forma individual y por circunscripción, para que dependan de sus electores antes que de sus partidos.
    3) Cláusulas de revocatoria de mandatos para todos los cargos públicos, incluido el presidente.
    4) Acceso público e irrestricto a los antecedentes de los candidatos, para no continuar firmando cheques en blanco.
    5) Acceso público e irrestricto “on-line” a la información de la actividad parlamentaria -o la que sea- de todos los funcionarios.
    6) Cambio de nuestro sistema “presidencialista” por una “parlamentario”.
    Está claro que esto no se logrará sin una ciudadanía movilizada. Y también está claro que sin esa misma movilización, cualquier reforma será letra muerta.
    Soy consciente que todo eso es cierto, pero también estoy convencido de que es el único camino para tener un país mejor.
    No el país que “nos merecemos”, sino el que “podamos construir” entre todos.
    Saludos.

  2. Oyente con memoria dice:

    Sr Piton, como oyente de tu programa, puedo afirmar que el planteo que efectuas a la Sra Gabriela Michetti, no te lo escuche hacerlo a Cristina Fernandez cuando dejo su banca del senado para ser presidenta, y claro en aquella epoca vos le hacias la campaña a los K , aunque hoy no lo quieras reconocer por que te da vergüenza tus palabras de aquellos dias, ojala tuviera las grabaciones de tu programa pero sinceramente fuistes un gran colaborador de la campaña K, y debo decir que tu comentario sobre la SEÑORA MICHETTI, hoy nuevamente va de la mano de la estrategia K.
    Yo soy de los que voto a la SEÑORA MICHETTI, y me siento 100% conforme de que pelee por una banca en diputados, siempre que sea para mejorar es absolutamente licito cambiar. Incluso tu cambio de actitud ante el gobierno K es buena, solo que con este comentario volvistes a retroceder.

  3. Estimado/a Oyente con Memoria,
    No sé de dónde sacás que yo fui colaborador de la campaña K, basta con leer mis posteos en este blog para comprobarlo.Es cierto que hubo medidas del gobierno de Néstor Kirchner con las que estuve de acuerdo como el cambio de los jueces de la Corte Suprema, lo dije en su momento y lo sigo diciendo ahora.
    No critiqué a Cristina Kirchner que siendo senadora se haya presentado como candidata a Presidente, lo cual es lógico. Tampoco critiqué a Elisa Carrió cuando siendo diputada se presentó como candidata a Presidente y sí la critico a Gabriela Michetti porque está haciendo otra cosa. Es lógico que un dirigente que ocupa un lugar quiera genuinamente aspirar a otro de mayor importancia, no sólo pasa acá Obama tampoco terminó su mandato como senador por Illinois. La diferencia es que Michetti dijo que iba a completar su mandato, si tenés buena memoria te acordarás, también dijo que Mauricio Macri no iba a subir los impuestos de la Ciudad y hasta el día que renunció nunca había mencionado que su rol era defender la autonomía de la Ciudad desde una banca de diputada. Ahora, si esa función se jerce mejor desde una banca ¿por qué en vez de presentarse como candidata a vice jefa de gobierno no se presentó a diptada nacional antes? Si tenés memoria, recordarás que sí critiqué la el cambio de distrito de Santa Cruz a la Provincia de Buenos Aires cuando CFK se postuló como senadora. Y, si tenés más memoria, deberás acordarte que también critiqué a Graciela Fernández Meijide cuando en 1997 fue electa diputada por la Provincia de Buenos Aires luego de presidir la Convención de la Ciudad.
    Podemos discrepar pero lo que me molesta es que le pongas una carga de mala fé a mis opiniones, o que supongas que estoy al servicio de una camapaña política cuando opino de buena fe y honestamente.
    Otra cosa, ¿no te parece que es un poco injusto que me hagas una acusación en la que ponés en duda mi honestidad y te escondas detrás de un seudónimo cuando yo doy mi nombre y todo el mundo sabe quién soy? ¿Te parece que mis críticas a la candidatura testimonial de Daniel Scioli y a Sergio Massa son funcionales a la estrategia electoral kirchnerista?
    Por último, independientemente de lo cómo califiques mis comentarios y como consecuencias me hagas acusaciones, en tu comentario no aparece ningún argumento que demuestre que los míos son falsos o poco sólidos. Es una pena que sólo te hayas limitado a acusarme y no hayas contemplado la posibilidad de utilizar razones más robustas para enfrentar las mías. Porque suponiendo que fuera el jefe de campaña del kirchnerismo, ¿es mentira lo que escribo en mi nota? ¿O porque CFK hizo algo similar según vos, eso habilita a Michetti a tomar una decisión en el mismo sentido? ¿O la decisión de Michetti se legitima porque yo no critiqué a CFK en el sentido que a vos te hubiera gustado?
    Muchas gracias por ser oyente del programa y leer mi blog.
    Saludos

  4. Anonymous dice:

    Reflejas todo lo que pienso de estos “padres de la Patria”. Se presentan como santos desinteresados, solo para servirnos a nosotros, los infelices que los ayudamos a que nos empomen, disculpa el termino nonc santo, pero ya no los aguanto mas. Si no que me expliquen porque en un pais tan rico como el nuestro tiene tantos indigentes. Proclaman como un triunfo que nuestro pais registra la menor tasa de desempleo en esta crisis mundial y yo te digo quien puede perder lo que no tiene? cuantos desempleados nos dejaron las privatizaciones? cuantos sumergidos?. Proclaman que dieron aumentos a jubilados como ningun gobierno, y yo te pregunto: un jubilado que cobraba $300 en la mentira del uno a uno, cuanto tendria que cobrar ahora?. El disfraz de peronistas no les cae bien, el peronismo entro en agonia cuando murio Eva y lo enterron con Peron. Y los otros? rejuntados nada mas. Te vas a creer que un tipo que tiene 1000 millones le importa de mi, de vos o de lo pobres? No, necesita sacarnos 1000 millones para cada hijo, esta claro?. Disculpa, pero necesito hacer catarsis, porque me muero, no aguanto mas tanto verso.
    Elda Lonchibuco

  5. Cristian dice:

    Hola Martín.

    La pregunta aquí es si está bien o está mal postularse a un cargo, resultar elegido y postularse al poco tiempo para ocupar otro.
    Vos apuntas a cuestionar la ética de esta actitud, pero yo no estoy tan seguro de que sea cuestionable.
    Podría ocurrir, por ejemplo, que el pueblo que eligió a una persona prefiera ahora al candidato en su nueva función.
    Quien vuelve a pronunciarse es el pueblo que lo eligió la primera vez, de modo que el personaje no está traicionando a nadie.
    Podríamos decir que engaña a todos aquellos que lo eligen para la primer función y luego no lo eligen para la segunda, pero en ese caso esta disminución de votos es ya el castigo y el personaje tendrá que evaluar muy bien la jugada teniendo en cuenta esta posibilidad.

    Saludos.

  6. maría.c dice:

    Todo es relativo. Lo mires desde donde lo mires, tanto una como otra actitud pueden ser éticamente válidas o inválidas. Todo depende de la posición en la que te coloques y de la lectura que hagas desde esa situación. En temas electorales, la ética es una cuestión valorativa y no normativa. El comentario de Cristian me parece el más acertado.
    Saludos

  7. halavisi dice:

    Estimados amigos…
    La verdad es que me importa un pito (pequeño) si los políticos suben y/o bajan de una candidatura u otra, o de un cargo u otro.
    Lo que realmente debe importarnos, es QUE HACEN CON ESOS CARGOS.
    Y desde ese importantísimo punto de vista, la respuesta no es demasiado satisfactoria ¿verdad?
    Por eso y por otras cosillas del mismo tenor, insisto en lo dicho en mi comentario número uno a este post.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *