• VACACIONES

    Las vacaciones generan una muy buena oportunidad de poder ver la realidad de una forma desapegada, algo que no es nada sencillo para un periodista. Es decir de analizar los temas de la actualidad sin la presión de estar directamente involucrados en ellos. Mirar los diarios por encima, hojearlos nada más; escuchar radio sin prestar demasiada atención y mirar las cadenas de noticias despreocupado. Es un buen ejercicio para romper con los microclimas y hacer un análisis desprovisto de los microclimas típicos de la política: las internas, las luchas de poder, las alianzas y los reposicionamientos de unos y otros.Por esta razón me gustaría compartir algunas de estas reflexiones de…