LA CARTA QUE ANTONINI LE MANDO A CHAVEZ




A continuación reproducimos la carta que Guido Antonini Wilson le mandó al Presidente Hugo Chavez. Allí el “valijero” dice, entre otras cosas, que durante el vuelo Claudio Uberti vio la película El Padrino, que no sabía que había dinero en el avión y que solo llevó la valija “en un gesto caballeresco hacia Victoria B”. Que no puede ser otra que Victoria Bereziuk, la ex secretaria de Uberti, a quien ahora se la señala como vinculada sentimentalmente a Antonini.



Querido Comandante en Jefe Chávez:

Le escribo a través del señor Hernandez Borgo, quien me comentó que usted necesita esta información.

Quiero que sepa que estoy agradecido por haberme ayudado a resolver este problema. Estoy deseando por culparme por algo que no hice y por lo que no tenía conocimiento previo. Pero no deseo viajar a la Argentina o Venezuela para decirlo.

Nunca supe que el dinero estaba en el avión. Lo descubrí cuando la inspectora de Aduanas en la Argentina abrió esa valija y la otra más grande del mismo tipo y color, que yo creía que tenía más dinero del que encontró.

La valija grande pasó la Aduana y Uberti se la llevó con él. La única cosa que hice fue ayudar a llevar las valijas en un gesto caballeresco hacia Victoria B., la asistente. Una de esas valijas es la que encontraron con el dinero. Yo no tenía la más mínima idea de que el avión llevaba dinero. Fui invitado a subir al avión para planear un negocio de transporte de gas con el Gobierno argentino.

Sólo después de abordar el avión me di cuenta que Uberti no estaba interesado en este legítimo futuro acuerdo. Por el contrario, ni siquiera habló. Solamente cenó y vio El Padrino. Luego de que el dinero fue descubierto, me dejaron en el aeropuerto con promesas de que aquellos que estaban envueltos en este problema desaparecerían inmediatamente.

Luego de algunas horas, me dijeron que, si decía que el dinero era mío, podría haber solo una penalidad y que se quedarían con la mitad del dinero por esa pena.

Yo estuve de acuerdo porque estaba aterrorizado. Después de todo y en primer lugar, el dinero no era mío. Pero como usted sabe desde los sucesos anteriores, el problema no se solucionó. Es más, ha empeorado. Ahora soy un hombre buscado por algo que nunca hice.

En estas semanas, he buscado ayuda de los directores de PDVSA. Todos aquellos con los que he hablado me aseguran que Ramirez no permitiría que nada me suceda y que sabrá cómo compensarme. Sólo necesito firmar un poder a los abogados que envió PDVSA y que ellos lo paguen.

Ellos me dijeron que se van a encargar de todo. Me explicaron que debería pasar algún tiempo en la cárcel en Argentina. Me aseguraron que sería recompensado por todos mis problemas y que en realidad, me darían una refinería.

Demás está decirlo, no les creo una palabra. Pero ahora fuentes extremadamente confiables me dijeron que hay algunas personas muy poderosas en Venezuela con tentáculos en el Gobierno a quienes harían lo inimaginable para no decir lo que realmente sucedió.

Tengo mucho miedo de tener que ir a la Argentina y también de volver a Venezuela, mi país. La única forma que puedo pensar para resolver este problema es defendiendo mi extradición a Argentina desde aquí. Mi plan es seguir con un abogado aquí en los Estados Unidos, un abogado que todo el mundo sepa que está contando la verdad.

Le contaré al abogado que el dinero me pertenece y que lo estaba llevando a la Argentina para comprar unas tierras allí. También, si es necesario, hablaré con la prensa para que esta historia se convierta en creíble. Pero para poder convencer a los jueces y a los abogados aquí, debo poder tener una evidencia real.Ellos me contaron que me iban a dar una planilla de Aduanas de Caracas, donde quede consignado que dejé la ciudad aquella noche con el dinero.

Hasta este momento no he dicho que tengo el documento en mis manos, ni ningún documento para comprar tierras en la Argentina para probar que el dinero estaba destinado a eso. Yo creo que la DISIP, a cargo de resolver este problema ahora, tiene la capacidad de hacerlo. Pero necesito esa documentación en forma urgente.

Debido a las penurias que estoy sufriendo y para limpiar mi buen nombre y para tener suficiente dinero para pagar a los abogados, necesito $2 millones. Nótese que fue el dinero que me ofrecieron para este fin. Tengo una cuenta bancaria apta para esta transacción.

Y finalmente, quiero que usted me garantice que, después de hacer todo esto, no tendré problemas legales en Venezuela. Y sólo usted, Comandante en Jefe, puede proveerme esa garantía y darme su palabra.


Fuente: Perfil

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One Response to LA CARTA QUE ANTONINI LE MANDO A CHAVEZ

  1. Anonymous dice:

    Esta carta no se que intención tiene, pero a esta altura carece de asidero y verosimilitud, hasta ahora las pruebas de este caso son dichos, acusaciones, grabaciones y cartas de un solo lado, del otro no hay nada, por lo tanto tampoco ninguna prueba. Sería muy bueno que se presente alguna nota o grabación de algún funcionario argentino, sino seguimos alimentando lo mismo, suposiciones por dichos de personajes de la calaña de Antonini. esto no sirve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *