UNA TREGUA QUE SE DEBILITA



El viernes el gobierno sorprendió cuando pasadas las 20 horas el jefe de gabinete convocó a una sorpresiva conferencia de prensa, para anunciar el plan de reintegros a los pequeños y mediano productores. Las medidas no son nuevas y ya las había anunciado el ministro de economía Martín Lousteau el 30 de marzo, para tratar infructuosamente de aplacar las protestas del campo como consecuencia del sistema de retenciones móviles. Una vez más, el gobierno pretende poner en práctica la misma receta con la que soluciona los problemas que se presentan en cualquier sector de la economía. Ahora los llama reintegros pero no son más que subsidios, un clásico del kirchnerismo. Los beneficiados serán los productores de soja y girasol que cosechen hasta 500 toneladas y también recibirán un subsidio al flete los que se encuentren a más de 400 kilómetros de los centro de embarque de granos.
Los primeros sorprendidos fueron los dirigentes rurales, que habían estado reunidos con el ministro coordinador más de cinco horas el día anterior y nada de lo que iba a suceder les había informado. Flanqueando al jefe de gabinete, hizo su reaparición Lousteau quien hasta ahora había permanecido al margen del conflicto desde el anuncio del aumento de las retenciones el 11 de marzo.
Los anuncios permiten sacar varias conclusiones políticas: 1) El gobierno reafirma su decisión de no dar marcha atrás con el sistema de retenciones móviles, medida que generó el conflicto que desembocó en el paro de 21 días; 2) las mesas de diálogo que el gobierno y el campo vienen desarrollando desde hace más de una semana, comienzan a perder su peso político porque al parecer el gobierno ya anunció cuál es, a su juicio, la solución de los problemas; 3) la decisión de no avisar a los dirigentes agropecuarios acerca de la decisión de anunciar el paquete de subsidios, parece concluir que el gobierno no es permeable a las inquietudes de los ruralistas y de los problemas que manifiestan. Cabe preguntarse para qué sirve el diálogo en este marco; 4) una vez más, puede observarse un gobierno cada vez más cerrado en sí mismo, que a pesar de enarbolar la bandera del diálogo y del consenso, como lo hace la Presidenta en toda oportunidad que tiene, siempre cree necesario que es más importante hacer una demostración de poder que alcanzar un acuerdo beneficioso para las partes.
Las conversaciones entre el gobierno y las entidades del campo fueron tensas, debido al boicot de Guillermo Moreno que casi termina a las trompadas con uno de los dirigentes. Como se sabe, Moreno es un “soldado” (de acuerdo con su propia definición) de Néstor Kirchner; quien día a día demuestra que es quien sigue gobernando la Argentina.
Una vez terminada la conferencia de prensa, las críticas opiniones de los dirigentes agropecuarios no tardó en hacerse escuchar. Carlos Garetto, vicepresidente de Coninagro, analizó en Contrapunto las medidas: “Estamos frente a un trámite burocrático, engorroso y lento. Un mecanismo que los pequeños y medianos productores no les resulta fácil realizar. Me parece que hace falta un análisis más profundo para poder emitir una opinión. Me parece que están generando una distracción en esto y saliéndose fuera de la esencia. El gobierno sale ahora con que va a reintegrar el flete en un mecanismo que no sabe explicar bien. Me parece que hay un apresuramiento por calmar el ánimo de los productores y están generando todo lo contrario. Si el productor no ve con claridad una resolución que lo traslade al 10 de marzo no lo va a tomar bien. Las mesas técnicas eran para consensuar con el gobierno y lo veíamos bien encaminado porque había una señal, pero el gobierno tomó la decisión otra vez, corrigiendo un error que cometió y cometiendo otro error. Parece que el diálogo no sirve para nada. Hay otro error político del gobierno”.
Por su parte, Juan Echeverría, sub director de la Federación Agraria de Entre Ríos –segundo del ascendente Alfredo De Angeli- opinó: “Una vez más es un anuncio que no está consensuado. Anuncian medidas que son iguales a las de Lousteau de hace 15 días. Nosotros planteamos que esto no y ellos dicen es así y te la largan. Estamos podridos, somos tipos de palabra pero yo quiero plantear que en estas condiciones la tregua tiene que parar mucho antes del 2 de mayo. Esto genera más bronca de la que había. Esto no es un plan ganadero, esto es una medida de que se levantarían los cupos de exportación en la medida en que los precios fueran razonables y la razonabilidad la pone Moreno. Las medidas son insuficientes, no estamos de acuerdo con que sean con reintegros me parece terrible”.
Es evidente, que los anuncios sin consensuar realizados por el gobierno han encrespado otra vez los ánimos de los ruralistas. Durante la semana, además de soportar las diatribas de Guillermo Moreno, interpretaron que las acusaciones del gobierno por el humo, que lo sigue invadiendo todo, como un ardid para embarrar la cancha. En la localidad cordobesa de Jesús María se congregaron entre 8.000 y 10.000 ruralistas. Sólo se escucharon críticas y los deseos de algunos de volver a cortar las rutas, aunque la mayoría concluyó que no iba a resultar beneficioso cortar el diálogo con el gobierno antes de que expiren los plazos, aún con las decisiones arbitrarias que se toman desde el poder. Sin embargo, la tregua cada día está más frágil, los próximos días determinarán si el conflicto se agrava o se descomprime.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One Response to UNA TREGUA QUE SE DEBILITA

  1. Anonymous dice:

    Martin,pieso que soy un idiota, salgo de mi campo hacia el pueblo, y pienso, subo a la Ford Ranger año 2001 4×2, y me doy cuenta que Ford exporta gana millones y no tiene retenciones, prendo la radio escucho radio diez y Hadad dueño de la radio gana cientos de miles de dolares y no paga retenciones, escucho hablar a la presidente que tiene propiedades por millones de dolares y no paga retenciones, llego a casa mi vecino dueño de frigorifico hoy estrena un nuevo BMW y el nene estrena nuevo Mini, y no paga retenciones, entro a casa, abro una botella de Coca cola, y coca cola gana millones y no paga retenciones, prendo la tele aparece Marcelo Tineli que gana millones y no paga retenciones. Me siento un verdadero estupido, el unico tarado que paga retenciones soy yo y mis colegas, y te haseguro no soy millonario.La redistribucion de la riqueza es una mentira, la lista de personas y sectores que se hacen millonarios es larga, pero ellos no pagan retenciones.
    El odio y rencor de los k hacia el campo es increible. Me voy a dormir no cuento ovejitas, tengo miedo que el gobierno les ponga tambien algun impuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *