LOS SONIDOS DEL SILENCIO



La tregua del campo lleva una semana o el 20 por ciento como les gusta decir a los ruralistas, tal vez para sumar una dosis más de dramatismo. En ese lapso el gobierno decidió enfriar la pelota y demorar el llamado a negociar, como una muestra de fortaleza política luego del paro de 21 días. Como se sabe, éste es uno de los métodos preferidos del kirchnerismo a la hora de disciplinar a cualquier adversario. Mientras tanto, las entidades rurales pidieron una audiencia con la Presidenta “a la mayor brevedad posible” para comenzar el diálogo. Desde el gobierno dejaron trascender que las reuniones serán de carácter técnico echando por tierra la posibilidad del encuentro con Cristina.

El campo empieza a dar muestra de perder la paciencia y varios de sus dirigentes amenazan con volver a las rutas, si el gobierno no da señales de encarar una negociación global. Las cúpulas de las cuatro entidades agrarias sostiene que cada vez les cuesta más contener a sus propias bases, que afirman que mantener una tregua en estas condiciones, y soportando los spots televisivos que consideran agraviantes, no tiene sentido porque en realidad el gobierno no quiera alcanzar un acuerdo. Sin lugar a dudas, la tregua es muy frágil y la guerra gaucha se trasladó de las rutas a los medios que se han convertido en la vía a través del cual los protagonistas se envían mensajes. Claro, pero más allá de los dardos más o menos inteligentes disparados por uno y otro bando, hasta ahora no parece que estemos cerca de una solución.
El campo cometería un grueso error si vuelve a cortas las rutas antes que expire el plazo de la tregua que ellos mismos decidieron. Así, reforzarían los argumentos que ha venido blandiendo el gobierno desde que estalló la crisis. Es ahora, en esta guerra de nervios que ha entablado el kirchnerismo, que los ruralistas deberán seguir utilizando la misma cintura política que tan buenos resultados les dio hasta ahora. Esa misma cintura política que les indicó que no podían seguir extendiendo el paro a costa de generalizar el desabastecimiento, a riesgo de ponerse la opinión pública en contra que los había apoyado desde el inicio de las hostilidades. Por eso, los chacareros debe ser pacientes si quieren seguir manteniendo la iniciativa en este conflicto porque un error en los tiempos los debilitaría.
El gobierno, desde el inicio de la tregua, ha ensayado dos estrategias que hasta el momento no le han dado el resultado que lograron en otras oportunidades. La primera, como ya se dijo, es pisar la pelota y esperar que pase el tiempo y poner nerviosa a la gente del campo para que cometen algún error. La segunda, es intentar dividir a los a las entidades entre los grandes y los chicos, tentando principalmente a la Federación Agraria Argentina y demonizando a la Sociedad Rural Argentina. Esta segunda estrategia tampoco viene arrojando resultados positivos porque las entidades están, hoy, más unidas que otras oportunidades. Por eso, mientras el gobierno plantea diferencias ideológicas entre unas y otras, éstas responden con la realidad del día a día. No hace falta que escuchar los argumentos del dirigente Alfredo D’Angelli. Además, todavía el gobierno parece no comprender que la Sociedad Rural no es lo que fue en otra época, y su nivel de representatividad cayó mucho en las últimas décadas, a medida que los campos se fueron fraccionando en unidades más pequeñas. Una vez más, el gobierno demuestra desconocer la realidad del campo argentino, aunque en este punto la equivocación la comete desde una perspectiva política. Pero hay otro riesgo para el gobierno a medida que deja pasar los días, que tiene que ver con el resquebrajamiento del varios gobernadores, intendentes y legisladores, que todavía de manera mesurada –salvo por Mario das Neves- están dejando deslizar sus críticas sobre cómo se está manejando esta crisis. Una vez más queda claro que las viejas recetas que le dieron tanto resultado a Néstor Kirchner, empiezan a ser anacrónicas y hoy en vez de fortalecer al gobierno empiezan a debilitarlo.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *