NI PARA OBISPO



Los resultados de las elecciones en La Rioja y en San Luis bien pueden analizarse como la interna abierta del llamado Peronismo de Pie. El resultado de ambas contiendas es por demás claro: Alberto Rodríguez Saa retuvo la gobernación puntana con algo más del 82 por ciento de los votos, mientras que el ex presidente Carlos Menem apenas superó el 20 en La Rioja. Allí, el gobernador Luis Beder Herrera, devenido en candidato kirchnerista a pesar del propio kirchnerismo, le sacó más de 18 puntos al ex presidente. Es claro que ni Zulemita ni los atributos de Carlos Nair, que cosecharon sendos elogios de los fans de Gran Hermano, fueron suficientes como para devolver a Menem a la gobernación. No pocos recuerdan que varios años atrás, Carlos Menem fue consultado sobre la posibilidad de volver a postularse para gobernador de La Rioja. La respuesta fue contundente: “Quien fue Papa no quiere volver a ser obispo”. Bien, a la luz de los resultados parece que por ahora Menem no califica ni para obispo.
El mismo domingo a poco de conocerse los resultados Menem acusó a Kirchner de “cerrarle el camino a cualquier costo”, y se quejó “del vuelco inédito de recursos del Tesoro Nacional” a su provincia para fortalecer las candidaturas K. En rigor de verdad podría afirmarse que el ex presidente fue víctima de su propia medicina, porque durante sus 10 años en la Presidencia, La Rioja siempre ocupaba el primer lugar en el envío de ATN desde Buenos Aires. Sin embargo, antes y ahora el resultado es el mismo: los riojanos están entre los argentinos más pobres. A tal punto, que el gobernador Beder Herrera salió a buscar votos distribuyendo “kits de baño”, eufemismo que él mismo utilizó para no hablar de inodoros. Lo que no se supo es si la generosidad del gobernador incluía la colocación. Pero dejando de lado las ironías, es por cierto triste y cruel que alguien pueda cosechar votos repartiendo un artículo que necesariamente está vinculado con la cobertura de las necesidades básicas de los seres humanos.
Una vez más, el clan Rodriguez Saa arrasó en San Luis y “el Alberto” revalidó sus títulos en su territorio. Sin lugar a dudas, la victoria de ayer lo posiciona en un lugar de privilegio de cara al cónclave en donde el comando del PJ disidente debe elegir la fórula que competirá por ese espacio en las elecciones de octubre. Con Sobisch ya lanzado junto a Jorge Asís y Menem fuera de carrera, producto de la derrota en su propio territorio, un pecado grave para cualquier justicialista; las posibilidades de el Alberto son más que realistas.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

3 Responses to NI PARA OBISPO

  1. Para los políticos poco afectos a las prácticas democráticas, el poder genera acostumbramiento, y cuando se lo pierde, síndrome de abstinencia.

    Un abrazo!

  2. Anonymous dice:

    ANDA A LA RIOJA Y FIJATE COMO SE ARREPINTIERON!

  3. MARA dice:

    ANDA Y FIJATE COMO SE ARREPINTIERON!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *