LA DAMA QUE YA NO RIE



Uno de los rasgos característicos de Felisa Miceli es su sonrisa permanente, que a veces parecía forzada y casi siempre fuera de lugar. Sin embargo, la flamante ex ministra de economía no será recordada por este detalle nimio, sino por las razones que la obligaron a salir del gobierno: Una bolsa de papel madera colgada de una pecha en el interior de un placard ubicado en el baño privado del despacho de la ministra, encontrada por un grupo de policías que hacía una inspección de rutina. El diario Perfil publicó la información el 24 de junio y a partir de allí se desató el escándalo que terminó con la salida de Miceli.

El desencadenante de su defección del gobierno, fue el pedido de declaración indagatoria elevado por el Fiscal Federal Guillermo Marijuán, quien pretende interrogarla porque cree que el dinero hallado en el baño ministerial “es de origen espurio” y se encuadraría en el delito de lavado de activos de origen delictivo. Además, el Fiscal acusa a la ex ministra de haber sustraído el acta confeccionada por los policías que hallaron la “la bolsa” que constituye un documento público y que podría servir de prueba para las acciones que la justicia investiga. Pero no sólo esto, sino que la conducta de la ex titular de economía también podría encuadrarse en incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento. Convengamos, que todos estos hechos endilgados a la principal responsable de la economía argentina suenan por demás graves. Marijuán ensaya una teoría acerca de por qué la ex ministra guardó el dinero en el baño: “Miceli tenía la posibilidad de conservar el dinero en una caja fuerte existente a escasos metros de su escritorio pero, sin embargo, optó por dejarla en un placard del baño. Esta conducta, desde mi punto de vista, evidencia que no podía o no quería mostrarles a sus asistentes el dinero, quienes a su turno y bajo juramento, por otra parte, dijeron desconocer”. Es importante recordar que en su momento, Miceli afirmó que en su despacho no había ninguna caja fuerte. Convengamos que resulta bastante extraño su comportamiento y si el fiscal está en lo cierto, habrá que conocer los motivos por los cuales Felisa intentó mantener la posesión de esos fondos fuera del conocimiento de sus colaboradores. Algo, que por estas horas parece sensato es que no le sería más que difícil explicar su origen.

El Presidente Kirchner y el resto del gobierno se encargaron de sostener a Felisa hasta el día de su renuncia. La semana pasada la todavía ministra acompañó a Kirchner a cuanto acto estuvo presente, y desde la Casa de Gobierno, una y otra vez se dijo que el tema estaba terminado. Sin embargo, quien está terminada como funcionaria es Felisa Miceli que deberá contestar no pocas preguntas incómodas. Claro, debe ser difícil explicar lo inexplicable. Sin embargo, a veces, decir la verdad sea más complejo que ensayar excusas que por lo visto no sólo no convencieron al fiscal; sino que fueron conducentes a pedir su declaración indagatoria bajo cargos ciertamente serios. Es obvio que pasará algún tiempo para que Felisa vuelva a convidarnos con su amplia sonrisa. Como Basile luego de la derrota con Brasil, Miceli abandonó su cargo sin hacer declaraciones. Lo que sigue son algunos de los puntos esenciales del dictamen del Fiscal Guillermo Marijuán, pidiendo la declaración indagatoria de la flamante ex ministra. Ah! La plata de la bolsa y la bolsa, hasta donde se sabe, se la quedó Felisa. Es verdad que ya lo usaron todos hasta el hartazgo, pero no quiero ser menos: ¡Devolvé la bolsa!

LA RUTA DEL DINERO
Se trata de una suma de $ 100.000 que, con otros cuatro lotes del mismo valor –totalizando quinientos mil pesos-, fue remitida el 21/5/07 a la CAJA DE CREDITO CUENCA COOPERATIVA LIMITADA, con sede en la Calle 99 Nro. 431/456 de la localidad de Villa Lynch, Pcia. de Buenos Aires.
Aquí, la información proporcionada por la CAJA DE CREDITO CUENCA a fs. 377/388, ratificado por su responsable a fs. 473 puede calificarse, por lo menos, como sorprendente.
Se informa que:
-No se registra por esta entidad operación alguna realizada con Felisa Miceli, ni con su hermano Horacio Rafael Miceli, ni con Claudia Estela Consigli ni con las empresas Wierhom Pharma S.A. ni Flugel Aviación SRL
De otra parte y si lo expuesto no fuera poco, se avanzó también en la investigación con el propósito de establecer si cualquier otro tercero pudo haber hecho una operación financiera de aquellas características –de $ 100.000 o monto superior- con la Caja de Crédito Cuenca Cooperativa Limitada. Y ello por cuanto, esto constituía una hipótesis de trabajo en el estudio de la ruta seguida por el Lote 38057 que, eventual e hipotéticamente, hubiera permitido conocer cómo llegó ese dinero al baño de la Lic. Miceli.
Y lo averiguado es lapidario. En el período 21/5/07 al 5/6/07 tampoco se registra operación financiera alguna de $ 100.000 o superior efectuada por cualquier otra persona física o jurídica en o con la Caja de Crédito Cuenca Cooperativa Limitada.
Tenemos entonces a partir de aquí que, al menos, el LOTE 38057 conteniendo los cien mil pesos ($ 100.000) que tenía la Sra. Ministra Lic. Miceli, llegaron a su poder por afuera de una operación financiera legal, regular y debidamente registrada, que cuente, además, con su correspondiente respaldo documental.
Tales circunstancias constituyen, justamente y con la provisoriedad que rige esta etapa inicial del proceso, la sospecha suficiente de que la nombrada encubrió con la tenencia del dinero hallado en el interior del baño de su despacho en el Ministerio de Economía y Producción de la Nación, el origen espurio del mismo.

LA SUSTRACCION DEL ACTA.

El Oficial Palo de la Brigada de Explosivos, una vez que encontró el dinero en cuestión, labró un acta utilizando para ello una de las computadoras de una de las secretarias privadas de la Ministra. Antes de retirarse del lugar, Palo entregó el dinero y dejó también en poder de la Secretaria María Teresa Barco una copia del acta. Concretamente y esto es de sustancial importancia, el acta expresamente decía “…dejando constancia que en momentos que se realizan las inspecciones diarias por personal de este departamento BRIGADAS DE EXPLOSIVOS, se observa dentro de un armario hallado en el baño, UNA (1) bolsa de papel madera color marrón, la cual en su interior contiene UN (1) envase (fajo) serrado y sellado indicando lote 38057 Bco. 30 con la suma MILLAR DE $ 100 (CIEN MIL PESOS – $ 100.000) y TREINTA Y UN MIL SEISCIENTOS SETENTA DOLARES ESTADOUNIDENSES (u$s 31.670), cuyo dinero se hace entrega en este acto…”
El original de este documento, precisamente y cumpliendo el Oficial Palo con los deberes a su cargo, lo llevó al asiento de sus funciones –la División sita en Av. Belgrano 1547, piso 1º de esta ciudad- para que luego sea agregado al bibliorato de “Actas de Inspección”.

Como también se relatara, aquel 5 de junio de 2007, a media mañana, luego de tomar conocimiento con su arribo al Ministerio de lo acontecido con el dinero, la Sra. Miceli ordenó, por intermedio de su Secretaria y aún cuando tenía la copia que les dejara el Oficial Palo, que le llevaran el acta original labrada en aquella ocasión.

La investigación realizada ha permitido determinar que fueron el Comisario Faris y el Subcomisario Hanna quienes, con la participación reprochable de Quinteros, en definitiva, le hicieron llegar a manos de la Licenciada Miceli, un sobre cerrado, conteniendo el documento original que aquella había ordenado recuperar.
Del mismo modo se advierte con claridad el disvalioso proceder de la Sra. Ministra de Economía y Producción de la Nación Lic. Miceli, si se tiene presente que ya tenía en su poder una copia del acta aludida, y no existía y tampoco debía existir, motivo alguno para que aquella obtuviera su original.

Indudablemente, se vio motivada a solicitar el acta original pues, la circunstancia de que en dicho documento conste la identificación precisa del LOTE Nro. 38057 la comprometía y la debe haber llevado a pensar, preveer o preocuparse, incluso al menos y teniendo en cuenta desde luego su preparación profesional y su conocimiento sobre todos los aspectos financieros y bancarios aludidos, que iba a poder determinarse los pasos seguidos por aquel fajo de dinero desde su egreso de las arcas del Banco Central de la República Argentina.

También debe ponerse de resalto que, al día de la fecha y desde aquel 5 de junio de 2007 nada se sabe sobre el destino del acta original labrada por el Oficial Palo y, agravando la situación, la Sra. Miceli no sólo debe conocer la importancia del documento por su posición de funcionaria pública sino que, además, debió advertirla toda vez que el suscripto se interesó por el acta con particular detalle en el allanamiento realizado en su despacho.

LA OPERACIÓN INMOBILIARIA
(La) versión sobre una operación inmobiliaria como destino del dinero fue inicialmente introducida por la propia Lic. Miceli al instruir a su vocero para que lo expusiera públicamente. Sin embargo parece, por lo menos sospechoso, que dos de sus secretarias privadas, quienes se ocupan en detalle de todas sus actividades, no tuvieran ni el más mínimo conocimiento de la búsqueda de una propiedad o de una negociación en tal sentido.

Además, el día de la inspección ocular y del allanamiento se procedió a secuestrar las agendas de actividades de la Sra. Miceli (ver fs. 105/114) y en ninguna de ellas consta algún encuentro o visita con alguien o de algún lugar relacionado con el mercado inmobiliario. Incluso hay que destacarse que no se trata de una agenda meramente protocolar, por cuanto se observa en ella la inserción de detalles informarles, como lo es el señalar un almuerzo de la Sra. Miceli con su madre.

Resulta llamativo el argumento de la operación inmobiliaria. Más allá que el círculo laboral más íntimo, en su mayoría, desconocía cualquier referencia a esta operación o sus detalles, también no puede dejar de explicitarse que no hay tan siquiera un detalle, ni mucho menos había una reserva de propiedad alguna. Huelga recordar que por lo general y como es de práctica habitual, luego de esta seña “ad referendum” del comprador, recién ahí se fija el plazo para la celebración de un boleto y se moviliza la suma inicial que se va a emplear en este último acto jurídico. De aquí entonces que sea llamativo todo el movimiento de fondos para algo que, como dije, ni siquiera estaba inicialado.

EL HERMANO HORACIO
A todas estas sospechas e inconsistencias, cabe agregar que no sólo ninguna constancia se desprende del detalle de la agenda de la Sra. Ministra, que dé cuenta que su hermano Horacio Rafael Miceli la hubiese ido a ver al Ministerio los días próximos al 5 de junio de 2007, para eventualmente –entre otras cosas- alcanzarle el dinero que aquella dice haber recibido de manos de aquel para concretar la mentada operación inmobiliaria, sino que parece increíble que aquel, le hubiese prestado la suma de 100.000 pesos y 31.670 dólares.
Cuentas a nombre de Horacio Rafael Miceli y de Claudia Stella Consigli -cotitulares-:

1) Tarjeta de crédito VISA -Banco Francés BBVA- cta. Nº 722595, contándose en autos con los movimientos registrados en el período comprendido entre el mes de diciembre de 2006 hasta junio de 2007, advirtiéndose que su límite de compra asciende a la suma de pesos tres mil setecientos cincuenta ($ 3750), registrando compras realizadas en numerosas cuotas por pequeños montos cada una de ellas.

En este sentido, es posible destacar, a modo de ejemplo: “07 FEBRERO 13 000625 * Carrefour -Vicente López c. 01/03 43,00”; “06 MAYO 13 000884 TEN Y TEN C.10/12 17,41”.

Asimismo, corresponde mencionar que el resumen de cuenta que registra el mayor monto por créditos obtenidos mediante el empleo de dicha tarjeta, corresponde al período 08 de febrero al 08 de marzo del corriente año, y asciende a la suma de dos mil ochocientos cuarenta y siete pesos, con setenta y un centavos ($ 2.847,71).

2) Caja de Ahorros nº 999/123057/5, cuyo saldo al 26 de junio de 2007 es de pesos veintidós mil novecientos sesenta y nueve, con ochenta y tres centavos ($ 22.969,83), siendo que el mayor monto acreditado en dicha cuenta en el período comprendido entre el 26 de diciembre de 2006 y el 26 de junio del corriente, es por la suma de cuarenta mil trescientos cincuenta y tres pesos con sesenta y ocho centavos ($ 40.353,68).

3) Cuenta corriente nº 108-3799/9 del Banco Francés, la cual posee un monto acordado para giros en descubierto de $ 1.000.

4) Caja de ahorro nº 108/0012773/7 del Bco. Francés, la cual registra escasos movimientos que oscilan alrededor de la suma de pesos ciento diez ($ 110).

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

7 Responses to LA DAMA QUE YA NO RIE

  1. Excelente tu información. sobre todo el dictamen del Fiscal. Traté de encontrarlo en todos los diario y no pude hallar su texto completo. Lo que sé, es por escucharte y leer tu columna.
    Gracia por la información tan completa. Alicia

  2. Anonymous dice:

    Siempre escucho su programa y debo felicitarlo por su honestidad intelectual y su compromiso con la verdad. Hoy entré a su blog y me pareció muy buena la información vertida. En tal sentido me he tomado el atrevimiento de reproducir su último post en los weblogs del sitio “Libreopinión Comunidad”, que es una comunidad de patriotas, muy visitada no sólo por connacionales sino por personas del resto del mundo. Lo felicito nuevamente y le agradezco por informarnos diariamente desde su tribuna independiente. Un respetuoso saludo. Galadriel.

  3. luis dice:

    nunca tendria que haber asumido, ademas es una traidora, esa plata es de ella y negra, da asco.

    te escucho todas las noches, tengo mi blog tambien, aunque escribo menos y es mas visual.

    diariopordiario.blogspot.com

    luis

    capital

  4. Anonymous dice:

    Martín:te escucho a diario por America y te felicito por tu labor.
    En cuanto a lo que escuché de Michelli, te cuento que sentí lo mismo que muchos otros argentinos:Impotencia, asco, verguenza, y …..BRONCA, mucha BRONCA, de ver que estos gusanos que nos gobiernan, no solo nos roban, sino que también, nos toman por idiotas y ojalá que no nos obliguen (a los ciudadanos), a pasar del “cacerolazo” a algo más “grosso”

  5. Marta Isabel dice:

    Martín:
    No hay mucho para agregar a tu extensa y completa columna, por mi parte sólo quiero decir que la Sra. Miceli ahora está en manos de la justicia y espero que algún día se aclare el hecho, además de la conducta de ésta, es muy grave la actitud del gobierno quien, no sólo la sostuvo en los últimos días sino que hasta aún después de haber renunciado, dicen que le creen. Pocos días antes escuchábamos decir a Aníbal Fernández ante la pregunta de un periodista: “¿hasta cuando vamos a hablar de la bolsa?… ya la ministra dio sus explicaciones, ya está…ya fue, hablemos de otra cosa,” así con ese desborde de palabras que nos tiene acostumbrados ¿y ahora, qué dice el Ministro?

  6. Estimado Martín Pitton: tuve el agrado de utilizar el post sobre la ministra como inspiración para la realización de mi última bitácora en mi blog: http://jejejesiempre.blogspot.com/.
    Desde ya, saludo a usted atentamente.

  7. fernando dice:

    me resulta notorio que en plena campaña electoral la ex-ministra reconociera la bolsa como propia, generando su reemplazo por un ministro bien visto por el empresariado, mientras los ciudadanos veíamos con picardía el presunto delato de un presunto ex empleado, denunciado por un periodísta presuntamente opositor.
    fernando toscano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *