LA ESPERANZA VERDE



El jefe de gabinete Alberto Fernández resolvió mantener en su cargo a Romina Picolotti, quien como se recordará fue denunciada por el diario Clarín por manejos poco claros en la Secretaría de Medio Ambiente.
En una conferencia de prensa, Fernández sostuvo que la investigación que involucraba a Picolotti fue una “clara operación política” y que conocía desde hacía dos meses los datos sobre supuestas irregularidades en la secretaría que fueron publicados por el matutino. El Jefe de Gabinete atribuye la distribución de información a un ex funcionario de ese organismo llamado Bruno Carpinetti que fue cesanteado por la actual secretaria.
El domingo pasado, Clarín publicó que Picolotti había contratado 350 nuevos funcionarios, que se sumaban a los 400 aproximadamente con que contaba la repartición. Es curioso pero el Jefe de Gabinete admitió que los contratados fueron 306, no muchos menos que lo que había sido publicado. Además, justificó las incorporaciones, al indicar que contaban con el aval de la Auditoría General de la Nación, con el objetivo de “cumplir las nuevas demandas” vinculadas con el conflicto por las pasteras y con las tareas de “inspección y control” de la contaminación. Lo extraño de este punto es que la misma Romina Picolotti se apartó de los vaivenes del conflicto con Uruguay por decisión propia, debido a desinteligencias con la Cancillería. Es decir que por lo menos le sobran los empleados que contrató para ocuparse de este conflicto, que sin lugar a dudas es la principal controversia vinculada con el medio ambiente que tiene hoy la Argentina y en la que paradójicamente la secretaria Picolotti no tiene participación.
Alberto Fernández admitió que sólo una prima hermana y un hermano de Picolotti, Juan, designado como jefe de gabinete de la funcionaria con un sueldo de $ 8.000, fueron los únicos familiares contratados por nuestra “esperanza verde”. Asimismo, el funcionario desmintió al diario Clarín al decir que la abogada Verónica Susana Franco, asesora de la secretaria, ya no es la novia de Juan Picolotti, sino la ex. Algo que nos deja a todos más tranquilos y esperamos que la ruptura haya sido superada por el hermano Juan. Sin embargo, la contratación de familiares y ex parejas no constituye un problema para el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández quien parece olvidar que está en vigencia el Código de Etica Pública que sostiene en su artículo 43: “El funcionario público no debe designar parientes o amigos para que presten servicios en la repartición a su cargo prescindiendo del requisito de idoneidad debidamente acreditado”. Es cierto, el artículo no hace mención alguna a ex novias, con lo cual el nombramiento de la doctora Reynoso quedaría a salvo. Hasta el momento, el Código de Etica Pública sigue en vigencia y fue violado por la funcionaria por lo menos en dos oportunidades, al menos por lo que se desprende de las defensa ensayada por el Jefe de Gabinete. Claro, pero todo fue una operación política.

Se Sociable, Compartilo!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

5 Responses to LA ESPERANZA VERDE

  1. Anonymous dice:

    Prepárense a darle a la cacerola.

    Skanska, bolsa con plata de Micceli, corrupcion de Picolotti, denuncias de Acevedo (ex amigo KK), desaparecidos fondos de Santa Cruz, sobreprecios en todas las obras de De Vido, inflacion, crisis energetica, falta de libertad de prensa (coimas x buena prensa x millones por mes), ataque a la Iglesia, poner a Kristina para voler el en 4 años, subsidios millonarios sin control, reestatizacion de empresas para poner a parientes y seguir robando, titulos truchos (Telerman, Das Neves, etc…)…

    UNA VERGUENZA…

  2. Belanix dice:

    lo que mas duele del tema Picoloti es que se supone que ella no es una “politica”… venia trabajando en el tercer sector, con premios internacionales, un perfil tecnico irreprochable, etc. Hasta Piñeyro pedia para el area de control de transito aereo alguien del estilo “profesional” como ella.
    Evidentemente los outsider de la politica tampoco solucionan el problema de la corrupcion

  3. Anonymous dice:

    En su discurso “proteccionista”, Alberto Fernández dijo que Picolotti era una militante de los derechos humanos que tenía una vida tranquila. ¿Los militantes tienen una vida tranquila?¿Los militantes necesitan el apoyo de sus familiares para no sentirse tan solos?.

    Asimismo Fernández respaldó totalmente a Picolotti, me pregunto si seguirá apoyándola en el momento en que las autoridades que correspondieran comprobaran que, efectivamente, Picolotti incurrió en manejos descontrolados en su Secretaría.

    Por otra parte “reconvino” al periodista de Clarín, sin mirarlo, aunque estaba parado delante de él.Si ellos lo sabían por las carpetas ¿por qué no lo investigaron antes?. ¿El uso de los aviones privados es generalizado en este Gobierno?, digo, porque la P.C. los usa continuamente para viajar al exterior, supuestamente “prestados” por algunos empresarios.¿ Será por eso que no está mal para ellos?

    El Presidente dice que en la urna, en Septiembre debemos tener memoria. Si se refiere a Alberto Fernández y su historia de saltimbanqui político, creo que mejor es no acordarse. Un bigote no da seriedad y credibilidad, aunque el funcionario parece creer que puede ser así.

    Saludos
    Juana

  4. Marta Isabel dice:

    Si la Secretaría de medio ambiente tenía aproximadamente 440 empleados y por disposición de la Sra.Picolotti se sumaron 350 más, casi el doble, según dicen, para inspección y control, me pregunto: ¿hasta aquí no se hacía nada o se hacía poco? casi un 100% más de empleados me parece muchísimo, teniendo en cuenta que la Secretaría no es nueva. A pesar de las explicaciones, mejor dicho, de la defensa del Sr. Alberto Fernández, todo está mal, además de los empleados comunes, nombrar a funcionarios, hermano, primos, amigos ¿éstos son especialistas en medio ambiente?, con sueldos de $8.000 ó más, me parece inmoral, sobre todo en un país que aún no salió del infierno, es decir, no estamos para tirar manteca al techo ¿o sí?, mucho menos para viajar en aviones privados, ¿tanta urgencia?.
    Por último, no creo que esta situación ocurra sólo en esta Secretaría, por lo visto el gobierno en su soberbia defiende a sus funcionarios sospechados -De Vido, Jaime, Micelli, con tal de no pagar costos políticos aunque, en definitiva, en algún momento los va a pagar, por si fuera poco, la defensa de los mismos los convierte en cómplices.
    Saludos y gracias

  5. Que tal Martín, con dirigentes como estos es difícil tener esperanza, pero a pesar de todo estoy seguro que argentinas saldrá adelante.
    Muy bueno el programa.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *